Los sindicatos franceses le recuerdan a Hollande que prometió subir los sueldos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los sindicatos franceses han pasado a la ofensiva. Casi un mes después de que el socialista François Hollande fuese elegido presidente de Francia, las principales organizaciones sindicales galas han exigido que cumpla su programa electoral y empiece por subir el sueldo mínimo.

Parece que los trabajadores galos han tomado el testigo de los sindicatos alemanes. Tras varios meses de campaña, el sindicato germano IG Metall, el más grande del país y uno de los más influyentes de Europa, logró que hace unas semanas la canciller alemana, Angela Merkel, aceptase una subida de los sueldos por encima de la inflación; es decir, una subida del 4,3%.

La postura de los sindicatos franceses contrasta con la advertencia que la Comisión Europea ha lanzado este miércoles a París: Francia debe emprender «acciones efectivas» para cumplir con sus objetivos de reducción de déficit en 2013 y reforzar así la confianza en su economía.

El Ejecutivo comunitario ha subrayado que la meta de reducir el déficit público al 3 % el próximo año es «totalmente factible», pero ha alertado de que París necesitará presentar «pronto» medidas para asegurar que se respeta ese compromiso. Bruselas considera que Francia va por el bueno camino de cara a cumplir con el objetivo para este año (un déficit del 4,4 % del Producto Interior Bruto), pero tiene dudas respecto al próximo.

Hollande comienza a verse, por tanto, entre dos frentes: la Europa amiga de los recortes y del control presupuestario, por un lado, y sus promesas electorales, totalmente a favor de impulsar el crecimiento entre las clases más humildes del país, por el otro.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA