La confianza del consumidor anticipa una ralentización del deterioro del PIB

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los indignados griegos han acusado a la canciller alemana, Angela Merkel, de ser la principal responsable del auge del partido fascista Amanecer Dorado en las últimas elecciones. Esta formación política, que pide la expulsión inmediata de todos los extranjeros, ha obtenido un 7% de los votos y estará representada en el Parlamento con 21 diputados.

Según ha asegurado a EL BOLETÍN el economista Leonidas Vatikiotis, responsable entre otros proyectos del portal digital Catastroika, «la organización criminal neonazi Amanecer Dorado es un producto del golpe de Estado constitucional que dio Bruselas en noviembre». Fue entonces cuando el ex primer ministro socialista, Yorgos Papandréu, dimitió del cargo y su lugar lo ocupó el tecnócrata Lucas Papademos.

Para este experto, uno de los principales portavoces del movimiento de los indignados en Grecia, «Merkel quería que LAOS, un partido de extrema derecha algo más moderado, se uniese al Gobierno. Ahora este partido ha pagado con su desplome electoral su participación en el Gobierno del banquero Papademos y la consecuencia directa es que sus seguidores se han refugiado en este partido neonazi».

La mayoría de las encuestas daba a entender que Amanecer Dorado podría entrar en el Parlamento al alcanzar el 3% de los votos -el mínimo para contar con representación parlamentaria-, pero contra todo pronóstico el partido que lidera el matemático Nikos Michaloliakos aumentó esa cifra hasta el 7% para consolidarse como la sexta fuerza más votada en los comicios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA