Los grandes partidos griegos se rebelan contra el calendario de recortes de Merkel

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ha propuesto que los empresarios se unan a su cruzada de proporcionar dólares a la economía del país. Según los analistas consultados, el Gobierno de Chávez, ha vuelto a entrar en la dinámica de obligar a los empresarios a comprar bonos para venderlos por un valor nominal más bajo y obtener dólares por un valor tres veces más alto, a consecuencia de la escasez de divisas que sufre el país.

Los expertos han indicado a este diario que no es la primera vez que ocurre esto en Venezuela, aunque en otras ocasiones los más perjudicados han sido los bancos privados del país. Pero en este caso el mayor problema es la escasez de divisas que provoca que los empresarios venezolanos no estén en disposición de comprar muchos bienes que necesitan para continuar con su producción normalmente.

Los analistas han afirmado que esto es consecuencia la política restrictiva que lleva a cabo el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que genera una reacción muy negativa en los accionistas y en los sindicatos.

Pero esto no es todo porque la escasez de divisas en el país originada a raíz de la caída de los ingresos petroleros, ha llevado a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) ha reducir de 1.800 dólares a 900 dólares la cantidad autorizada para el envío de remesas a familiares en el extranjero.

Según las fuentes financieras consultadas por este diario, la noticia ha caído como un jarro de agua fría entre la población venezolana, meses después de que el Gobierno de Hugo Chávez también obligase al organismo a reducir la cantidad de dólares que los viajeros pueden sacar cuando se van a algún país extranjero.