Valonia se mantiene firme en su ‘no’ y un posible aplazamiento del CETA sobrevuela Bruselas

CETA
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro-presidente del Gobierno de Valonia-Bruselas reclama “dar algunas semanas o algunos meses para analizar los problemas de unos y otros”. Los problemas en Bruselas con la firma del acuerdo de libro comercio entre la Unión Europea y Canadá, el más conocido como CETA, comienzan a ser una realidad. La negativa del Parlamento de Valonia (región belga) a apoyar el tratado ha provocado una situación de bloqueo en la Comisión Europea. Un escenario que esperan desencallar en estos últimos días de la semana.
 
No obstante, las voces negativas se empiezan a reproducir en Bruselas. De hecho, el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, no ha excluido este miércoles el aplazamiento de la firma. Algo que a su entender “sería lamentable”.
 
Mientras tanto, el posicionamiento que sale desde la región belga pasa por el diálogo. El ministro-presidente del Gobierno de Valonia-Bruselas, Paul Magnette, ha vuelto a negarse a firmar el acuerdo y ha reclamado unas “negociaciones imparciales” entre la Unión Europea y Canadá para  garantizar el cumplimiento completo de los intereses europeos.
 
Es más desde Valonia están dispuestos a mantener el pulso con su rechazo al CETA. “No podemos firmar de aquí al viernes. No es razonable y hay que decir claramente las cosas”, ha aseverado Magnette. Por ello, el camino adecuado, según el belga, pasa por “dar algunas semanas o algunos meses para analizar los problemas de unos y otros”. 
 
Pero esas semanas de plazo no pasan por la cabeza de la Comisión Europea. De esta manera, el fin de semana se antoja intenso en Valonia donde los intereses de Bruselas pasan porque se cierre el conflicto “entre el viernes por la noche y el lunes”. “Si el lunes por la mañana no hay acuerdo el primer ministro (canadiense) Trudeau no vendrá”, han avanzado desde el organismo que dirige Jean-Claude Juncker a Diario Córdoba. Por todo ello, Katainen ha recalcado en la necesidad de que “nuestros servicios trabajen” para que el dirigente canadiense llegue a la capital belga para firmar el CETA: “Es importante que pase”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish