Draghi piensa que los bancos son poco rentables porque hay demasiados

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El número de bancos es “un factor del actual bajo nivel de la rentabilidad”, de acuerdo con el presidente del BCE. La política de bajos tipos del Banco Central Europeo (BCE) ha recibido varias críticas de los bancos, que consideran que dificulta la rentabilidad de sus negocios. El presidente de la institución, Mario Draghi, sin embarg, considera que hay otros factores a tener en cuenta, como es el hecho de que hay demasiadas entidades en Europa y por ello su rentabilidad es en estos momentos tan baja.
 
Según recoge la agencia Efe, en su discurso de inauguración de la primera conferencia anual del Consejo Europeo de Riesgo Sistémico, Draghi reconoció que los bajos tipos de interés también presionan la rentabilidad de los bancos.
 
Los tipos de interés reales a largo plazo han caído en la mayoría de las economías avanzadas desde hace dos décadas, apuntó Draghi. Los factores que presionan a la baja las tasas de interés a largo plazo son los cambios tecnológicos, demográficos, la desigualdad de ingresos y la escasez de activos seguros.
 
Asimismo, Draghi reconoció que la política monetaria del BCE y otros bancos centrales, que han actuado en concordancia con sus mandatos de salvaguardar la estabilidad de precios, también han contribuido a los bajos tipos de interés.
 
“Los bajos tipos de interés tienden a presionar los márgenes de interés netos debido a la rigidez a la baja en las tasas de depósito de los bancos”, dijo el presidente del BCE, que también preside el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico.
 
Pero el excesivo número de bancos es “también un factor del actual bajo nivel de la rentabilidad de los bancos”, según el banquero italiano.
 
El exceso de capacidad en los sectores bancarios de algunos países y la consiguiente intensidad de la competencia exacerba esta presión sobre los márgenes. “Este exceso de capacidad también significa que el sector no opera en el límite eficiente, razón por la que los ratios de costes e ingresos siguen altos en algunos países”, apostilló Draghi.