La baza de Frankfurt para hacerse con el negocio de la City: facilitar los despidos de los banqueros

Brexit
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hesse, el estado alemán que alberga el centro financiero del país, está explorando formas de soslayar la actual regulación laboral para los banqueros. El Brexit ha iniciado una carrera entre grandes capitales europeas para atraer el negocio que pueda perder la City londinense: París promociona su oferta cultural y gastronómica, Ámsterdam su conectividad digital y Dublín el uso de Inglés. Sin embargo, Frankfurt puede que tenga la mejor baza: según publica Bloomberg, es el lugar en el que es más sencillo despedir a los banqueros.
 
Hesse, el estado alemán que alberga el centro financiero del país, está explorando formas de soslayar la actual regulación laboral para permitir a los bancos despedir a sus empleados mejor pagados en el caso de una recesión, un movimiento que el responsable de Economía, Thomas Schaefer, considera que puede convertir a Frankfurt en un lugar más atractivo para las empresas que estén estudiando abandonar Londres.
 
Schaefer, compañero en la CDU de la canciller Angela Merkel, ha defendido esta tesis en una entrevista. “Los británicos dicen: si contratamos a los que más ganan en pleno boom, tenemos que ser capaces de reducir nuestro personal de altos salarios cuando el boom se detiene bruscamente”. “Seguramente se puede renunciar a las normas estrictas de despido para los que ganan una cantidad significativa de dinero”, ha añadido.
 
La actual ley alemana de empleo dificulta los despidos de los trabajadores independientemente del salario que tengan, pero lo facilita en el caso de los ejecutivos. En ese sentido, la propuesta de Schaefer pasa por ampliar estas normas más relajadas también a aquellos con salarios superiores a los 300.000 euros anuales.
 
El problema es que cualquier cambio tendría que llevarse a cabo a nivel nacional y el Ministerio de Trabajo de Alemania, que se encarga de la ley de empleo, está dirigido por los socialdemócratas, con estrechos vínculos con los sindicatos, apunta Bloomberg. El actual ministro Andrea Nahles no tiene planes de modificar la normativa de protección de empleo en el país, según ha señalado a la agencia un portavoz del ministerio.