Merkel deberá rendir cuentas al Parlamento alemán por el escándalo de Volkswagen

Angela Merkel, canciller de Alemania
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El organismo revisará con lupa la labor realizada por la mandataria ya que la Cancillería se ocupaba desde el año 2010 de estos asuntos. La comisión de investigación abierta en el Parlamento alemán a raíz del escándalo de manipulación de motores de Volkswagen investigará el papel jugado por la canciller Angela Merkel y por su número dos al frente del Gobierno alemán, el ministro de Economía Sigmar Gabriel, informó hoy un miembro de dicho órgano.
 
“La Cancillería se ocupa desde el año 2010 de los temas relacionados con el óxido de nitrógeno”, señaló el diputado de Los Verdes y miembro de la Comisión de Investigación Oliver Krischer en Berlín.
 
Esa sería la razón por la que el organismo revisará con lupa la labor realizada por la mandataria. En el caso de Gabriel, su gestión se examinará porque el político socialdemócrata ostentó anteriormente el cargo de ministro de Medio Ambiente y tenía, por lo tanto, competencias en el asunto en cuestión.
 
En la comisión de investigación también está previsto que comparezca el ministro de Transportes, Alexander Dobrindt.
 
Un aspecto que, sin embargo, todavía no está claro es si los representantes de Volkswagen, entre ellos el anterior presidente de la compañía Martin Winterkorn, también serán interrogados.
 
El objetivo de la comisión de investigación es determinar el rol que jugó la política en el escándalo de manipulación de motores diésel de Volkswagen y, sobre todo, aclarar por qué durante tanto tiempo no se tomaron medidas a sabiendas de que las normas relativas a emisiones de gases estaban siendo vulneradas.