Las compras de deuda soberana del BCE superan ya el billón de euros

Sede del BCE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La inversión total de la institución en deuda pública dentro del programa de compra de bonos cerró la semana pasada en los 1,002 billones. El jueves, el BCE podría extender los estímulos. El BCE ya ha superado la marca del billón de euros en sus compras de deuda pública, dentro del programa de adquisición de bonos (QE) lanzado en marzo de 2015. Una cifra que se alcanza pocos días antes de que el Consejo de Gobierno del organismo se reúna para decidir si se extienden los estímulos.
 
La barrera se tocó el 1 de septiembre y se finalizó la semana con una inversión total de 1,002 billones. El monto equivale aproximadamente a una séptima parte de toda la deuda soberana de la eurozona, de acuerdo al banco holandés Rabobank.
 
A pesar de alcanzar esta marca, la institución redujo la compra de bonos en agosto en un 27,5%, hasta los 50.513 millones de euros, de forma que no pudo cumplir con su objetivo mensual de 80.000 millones mensuales entre los diferentes programas de adquisición. El BCE tenía pensado invertir 80.000 millones cada mes hasta marzo de 2017, sumando así unos 1,7 billones.
 
Sin embargo, el fuerte descenso de los rendimientos de los bonos de la zona euro desde la victoria del Brexit ha reducido drásticamente el ‘stock’ de títulos que se ajustan a las normas del QE, por lo pronto podría quedarse prácticamente sin bonos para comprar. El voto a la salida del Reino del Reino Unido de la UE ha impulsado a los inversores a buscar refugio en bonos soberanos como el alemán, lo que ha llevado su rendimiento a tasas negativas, pero las reglas del programa de compra de deuda establecen que los activos no son elegibles si tienen una rentabilidad inferior al -0,40%.
 
Los expertos de Citigroup estiman que la totalidad de la deuda pública alemana dejará de ser elegible para el esquema de adquisición de bonos del BCE en noviembre.
 
Ante esta situación, los hombres de Draghi podrían anunciar nuevas medidas tras el encuentro de este jueves 8 de septiembre. La mayoría de los economistas dan por seguro que la institución prolongará el QE más allá de marzo de 2017, actual fecha prevista, y por encima de los 1,7 billones de euros.
 
Además, el 80% de los analistas consultados por Bloomberg pronostica que se modificarán las reglas del programa, dejando sin uso la citada norma que impide la compra de bonos con un rendimiento menor al -0,40%. Esta decisión podría adoptarse en la cita del jueves, o bien posponerse hasta las reuniones de octubre o diciembre, estiman los expertos.