#NuitDebout: el ‘15-M’ que emerge en Francia tras la reforma laboral de Hollande

Manifestación en Francia - Fuente: Twitter

Miles de franceses salen a las plazas para protestar contra las políticas del primer ministro. “Continuamos esta noche a las 18:00 horas en la Plaza de la República”, se ha movilizado. La reforma laboral aprobada por François Hollande ha reavivado una llama dormida en Francia. La ya calificada popularmente como la ley Khomri (por la ministra de Trabajo, Miriam el Khomri) ha trasladado una palabra vocalizada en los últimos tiempos en español al francés: indignación. La Plaza de la República en el corazón de París ha vuelto a coger fuerza al grito de “La noche en pie”. Un llamamiento que reenciende el movimiento ‘quincemayista’ que inundó numerosos espacios públicos en 2011.

Al calor de la huelga general convocada este jueves contra el Gobierno socialista francés, los manifestantes desembocaron en la emblemática plaza para reunirse y focalizar sus ideas e indignación ante los últimos movimientos políticos. “Gracias El Khomri, Valls y Hollande, por fin hemos abierto los ojos y muestra el punto en el que estamos, no hay nada que negociar, no hay nada que reclamar”, aseveraba a través de un megáfono un manifestante, tal y como ha recogido la crónica del medio francés Politis.

Una ley Khomri, que encuentra similitudes a la reforma laboral de Rajoy, donde se fomenta los despidos colectivos incluso en empresas sin pérdidas, reduce el periodo de cobro de la indemnización de un año a seis meses y defiende los aumentos de jornada hasta las 12 horas diarias y las 40 horas semanales para los contratos de aprendizaje. Una medida que echó a 1.200.000 franceses a las calles en más de 200 manifestaciones celebradas por todo el país, según los sindicatos.

Lo que podría haber acabado en una manifestación más no se quiso que eso quedase ahí. Y el colectivo Convergencia de luchas instó a los participantes a seguir “la noche en pie” y no dar por finalizada la jornada de huelga general. La respuesta se materializó en miles de ciudadanos congregados. El llamamiento cuajó en París, Lyon y Nantes. La acampada ya era una realidad donde los rasgos del ’15-M’ español estuvieron muy presentes: los manifestantes diseñaron un programa de actividades en el que, como nombra Público, se incluía una serie de actos como la presentación del economista antiausteridad Frédéric Lordon, conciertos y la proyección del documental Merci, patron! –documental que sirvió de inspiración y de llamamiento- con asambleas ciudadanas en paralelo “para levantar un estado de las luchas en curso y para construir la convergencia”.

Durante varias horas el espíritu del ’15-M’, como recuerdan las crónicas, sobrevoló el cielo francés hasta que más de 100 policías antidisturbios a las seis de la mañana han procedido este viernes al desalojo de la plaza parisina. Pero eso no ha minimizado las ganas de los franceses. Al contrario.

Los manifestantes vuelven a la Plaza de la República

“Continuamos esta noche a las 18:00 horas en la Plaza de la República”, ha sido la respuesta de los ‘indignados’ franceses. Un movimiento social que quiere tener cabida, como recuerda Politis. Las discusiones del día de ayer giraron en torno a los medios de acción y estrategias puestas en marcha para impulsar al ‘15-M francés’. Pero este viernes se busca ir a más.

Un movimiento que el colectivo Nuit Debot ha calificado como “abierto, alegre, pacífico y pragmático” que ansía “recoger y liberar la palabra ciudadana” tras la experiencia satisfactoria que vivieron los ‘indignados’ de 2011 y en la Primavera Árabe que derrocó varios regímenes. “Se cumplen todas las condiciones para finalmente cumplir una auténtica renovación democrática diseñada colectivamente por los ciudadanos”, ha sentenciado Nuit Debot en un mensaje en su Facebook.

La Nuit Debout ne fait que commencer”, recuerdan desde el movimiento. De momento, la convocatoria en la Plaza de la República ya ha movilizado a las redes sociales, donde varios colectivos españoles han apoyado a este germen ‘quincemayista’. Incluso los emigrantes españoles que han tenido que salir a Francia en busca de mejor suerte arroparan a los franceses en el espacio público.

“Lo que nos une es que estamos hartos de este sistema. Estamos cansados de los jefes que nos explotan, el sistema bancario que nos sangra y el sistema que destruye nuestro medioambiente”, se gritaba en la tarde-noche parisina de este jueves. Un mensaje que los franceses quieren seguir transmitiendo.