Los políticos griegos consiguen salvar la cara

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras largas negociaciones, los representantes de los tres partidos que integran el Ejecutivo de unidad liderado por Lukas Papademos han alcanzado un acuerdo sobre los nuevos recortes que le reclaman la UE y el FMI para rescatar por segunda vez a Grecia y evitar la bancarrota. Las concesiones realizadas por los bancos acreedores, reunidos hoy en París, y por la ‘troika’ ayer, han facilitado el pacto.

Los acreedores han aceptado el pago de un cupón del 3,6% por los nuevos bonos a 30 años que emita Grecia cuando se cierre el canje de deuda. De este modo la carga de deuda del país se situará en el 120% del PIB en 2020 frente al 160% del PIB del año pasado. Sin embargo, la renuncia de la ‘troika’ a exigir a eliminación de las dos pagas extras de los trabajadores del sector privado ha sido aún más determinante para que se desencallen las negociaciones y que los partidos políticos, que se enfrentan a nuevas elecciones en abril, hayan alcanzado un acuerdo.

Esta madrugada las informaciones decían que los líderes políticos que forman el Gobierno de unidad nacional griego -socialdemócratas, conservadores y ultraderecha- ya se habían puesto de acuerdo en todos los recortes menos en un tema puntual que tiene que ver con las pensiones. Con ese apartado pendiente, el ministro de Finanzas Evangelos Venizelos tendrá que defender este jueves ante el resto de sus socios europeos por qué Grecia debe seguir estando en el euro.

Dentro del sector financiero heleno el pesimismo es evidente. El gestor de una consultoría para atraer inversión extranjera al país ha reconocido que «en un año ya no estaremos en el euro, muy probablemente». Hace un año está persona apostaba por una alternativa a la ruptura de la divisa única. «Estamos perdiendo nuestra dignidad como país y ya hemos perdido nuestra solvencia como economía, no veo otra salida», explicaba esta fuente, que prefiere mantenerse en el anonimato, a EL BOLETÍN.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA