Goldman Sachs y Citigroup presentan unos beneficios más abultados de lo previsto

Goldman Sachs

Los dos bancos estadounidenses, que han presentado resultados trimestrales este jueves, han pasado por encima de las previsiones de los analistas. Goldman Sachs registró un beneficio de 2.840 millones de dólares en el primer trimestre, o 5,94 dólares por acción, lo que traduce en una subida del 41% desde los 2.030 millones de un año antes. Estas cifras se han situado por encima de lo previsto por los analistas del mercado, que esperaban unas ganancias de 4,26 dólares por acción.

Sus ingresos alcanzaron en los tres primeros meses del año la cifra trimestral récord de 10.617 millones de dólares, lo que supone un 13,8% más que los 9.328 millones de dólares que ingresó en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Los ingresos aumentaron en todas sus áreas de negocio en los tres primeros meses del año. En concreto, subieron un 23% en el servicio de clientes institucionales, un 9% en préstamo e inversión, un 7% en banca de inversión y un 1% en su unidad de gestión de inversiones.

El presidente y consejero delegado del banco, Lloyd Blankfein, se mostró «encantado» con los resultados del primer trimestre y con la contribución de todas sus principales divisiones. «Debido a unos mercados más normalizados y a unos mayores niveles de actividad de clientes, seguimos animados por la perspectiva de un continuado crecimiento», añadió.

Pero Goldman Sachs no ha sido el único banco estadounidense en presentar este jueves sus cuentas: Citigroup también informó de un beneficio neto de 4.770 millones de dólares, o 1,51 dólares por acción, durante el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 21% con respecto al mismo periodo del año anterior. Excluyendo extraordinarios, el resultado por acción es de 1,52 dólares, lo que supera ampliamente los 1,39 dólares por título que esperaban de media los analistas.

Por su parte, la cifra de negocio de la entidad descendió hasta los 19.740 millones de dólares, frente a los 19.810 millones que ingresó entre enero y marzo de 2014. Este epígrafe se ha quedado por debajo de las previsiones, que situaban los ingresos en los 10.820 millones de dólares.