Italia y Francia aplauden al BCE y piden a Grecia que llegue a un acuerdo

Sede del BCE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El BCE anunció ayer que dejará de aceptar los bonos emitidos o garantizados por Grecia como garantía en sus operaciones de refinanciación. Matteo Renzi, el primer ministro italiano, ha declarado este jueves que la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de dejar de aceptar los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación es “legítima y oportuna”. El presidente de Francia, François Hollande, también ha aplaudido esta decisión.

«La decisión del Banco Central Europeo sobre Grecia es legítima y oportuna, pues coloca a todos los actores alrededor de una mesa», ha afirmado a través de un comunicado el líder del Partido Democrático italiano. En el escrito se lee la importancia que Renzi otorga a que la Unión Europea «supere una concepción burocrática basada en la austeridad, sea capaz de respetar y hacer respetar los compromisos adquiridos y de mirar con mayor confianza y determinación hacia un horizonte europeo en el que haya crecimiento e inversión».

«Estoy fuertemente convencido de que se dan las condiciones para alcanzar un punto de acuerdo entre Atenas y las instituciones europeas», ha aclarado Renzi antes de subrayar «la necesidad, tanto en Italia como en Grecia, de proseguir con las reformas estructurales». Sus palabras han sido secundadas por el presidente francés. Hollande ha aplaudido la decisión del BCE y ha afirmado que «tiene consecuencias» dado que «reenvía sobre los estados, sobre los gobiernos, las responsabilidades, lo que es legítimo».

El BCE anunció ayer que dejará de aceptar los bonos emitidos o garantizados por Grecia como garantía en sus operaciones de refinanciación y explicó que los bancos griegos podrán acceder a la liquidez en operaciones de emergencia a través del Banco de Grecia. El nuevo primer ministro griego, el izquierdista Alexis Tsipras, ha contestado con rapidez al anuncio realizado por la institución que preside Mario Draghi al explicar desde el Parlamento del país mediterráneo que «Grecia ya no aceptará más órdenes, especialmente órdenes recibidas por correo electrónico».

Las declaraciones de Renzi, por cierto, se producen dos días después del encuentro que mantuvo en Roma con el primer ministro griego, Tsipras, el día 3.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA