El PASOK intenta escapar de la marginalidad ofreciéndose a Syriza

Alexis Tsipras, líder de Syriza
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Evangelos Venizelos dice estar dispuesto a ser el «socio nacional» de Alexis Tsipras después de que las últimas encuestas dejen a Syriza a las puertas de la mayoría absoluta. Evangelos Venizelos ha claudicado. El líder del histórico PASOK ha declarado públicamente que su formación está dispuesta a apoyar a Syriza en un hipotético gobierno de coalición.

Venizelos pronuncia estas palabras un día después de conocerse la última encuesta sobre intención de voto en Grecia, un país que acudirá a las urnas el próximo domingo. El estudio, realizado por el instituto demoscópico Public Issue y publicado por el diario griego Avgi, otorga al partido que lidera Alexis Tsipras un 35,5% de los votos (la mayoría absoluta está establecida en el 38%), frente al 30,5% que obtendrían los conservadores de Nueva Democracia.

Por su parte el PASOK, según las últimas encuestas, parece condenado a pelearse por obtener el 3% de los votos que le permitiría acceder a una representación parlamentaria. La debacle de uno de los grandes partidos históricos de Grecia comenzó en 2010, cuando el entonces primer ministro socialista, Yorgos Papandreu, solicitó el primer rescate internacional. Posteriormente el PASOK, muy tocado por el mandato de Papandreu, concedió ser el socio de Nueva Democracia en el poder. Desde entonces su popularidad ha caído en picado.

Pese a encontrarse en una situación tan precaria, el actual líder socialista ha advertido a Tsipras que su apoyo está condicionado a “ser un socio nacional”. Ergo que tenga voz y voto. Sin embargo, se desconoce si Syriza querrá contar con el apoyo de un partido que muchos griegos consideran parte del entramado político corrupto que ha llevado el país a una ruina tan metafórica como literal.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA