Muere Lukánikos, el perro griego que se enfrentó a la Troika

Lukanikos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Retirado de la vida callejera desde el verano de 2012 tras ser adoptado por una familia, el popular can falleció hace unos meses a causa del gas inhalado durante las protestas contra la austeridad celebradas en la Plaza Syntagma. Es probable que en la memoria colectiva quede un recuerdo para Lukánikos, aquel perro callejero griego que se convirtió en el símbolo de las manifestaciones contra la austeridad celebradas, con periodicidad semanal, en la céntrica plaza ateniense de Syntagma, frente al Parlamento.

Según ha informado el diario griego Avgi Online, Lukánikos falleció el pasado mes de mayo, a los diez años de edad, aparentemente aquejado de problemas respiratorios ocasionados por la inhalación de los gases lacrimógenos que la policía helena utilizó durante las movilizaciones celebradas en los años posteriores al primer rescate internacional de Grecia.

Tal y como informa el diario ABC, este perro callejero color canela ganó notoriedad internacional a comienzos del verano de 2011, cuando decenas de miles de manifestantes asediaban a diario el Parlamento griego que, ante el fracaso del primer plan de rescate del país, adoptado en mayo de 2010, preparaba la adopción de nuevos recortes sociales para tratar, con ellos, de cuadrar las cuentas públicas y reducir el déficit.

Lukánikos, que desde 2008 se había instalado en la emblemática plaza de Syntagma, fue el protagonista de varios reportajes, entre ellos de la CNN, de BBC y de Al Jazeera. No obstante, su ‘carrera’ como manifestante contra la austeridad impuesta por los acreedores institucionales de Grecia (comúnmente conocidos como la Troika) terminó en el verano de 2012, cuando una familia decidió adoptarlo y trasladarlo a su domicilio, ubicado a 60 kilómetros de Atenas.