Allianz se ‘deshace’ de Bill Gross, el azote de la prima de riesgo española

Banderas de Allianz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El gurú financiero abandonó hace una semana su puesto en Pimco, un enorme fondo de inversión propiedad de la aseguradora alemana. La marcha encierra unas extrañas circunstancias. La primera mitad del 2012 fue terrible para la deuda española: el diferencial de la prima de riesgo alcanzó aquel mes de julio los 638 puntos básicos y Mario Draghi, al frente del Banco Central Europeo (BCE), tuvo que salir a amenazar a los especuladores financieros: “Haré lo que sea necesario para preservar el euro”.

¿Quién estuvo detrás de aquel ataque a la confianza de España? Probablemente, muchos nombres. Pero sin duda hay uno que podría destacar por encima de los demás: Pimco, el fondo de inversión en deuda soberana más grande del mundo, con capacidad para gestionar activos por encima del billón de dólares, y que pertenece a la aseguradora alemana Allianz. Es más; el 5 de octubre de ese mismo año el diario The Wall Street Journal informó que el gurú financiero y fundador de Pimco, Bill Gross, había “cambiado sus sentimientos hacia la deuda soberana de la región”. Esto es; que dos meses después de la amenaza de Draghi el afamado gestor, con capacidad para mover decenas de miles de millones de euros en operaciones, había decidido dejar de vender –ergo ‘atacar’, en jerga financiera- deuda española.

Ahora Bill Gross se ha marchado de Pimco. Por la puerta trasera, con prisas y a lo loco. Fue hace una semana, y uno de los que más comentó la exclusiva en diversas redes sociales fue Joseph Weisenthal, editor del portal Business Insider. Entonces las primeras informaciones avanzaron que Gross, por las diferencias mantenidas con otros directivos de su fondo, había decidido marcharse a la competencia: Janus Capital Group.

Sin embargo, un par de hechos ha arrojado la sombra de la sospecha sobre el gurú financiero y su precipitada marcha. El primero: que el regulador estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) anda detrás de Gross y de su gestión en Pimco para desvelar si infló los precios de los bonos que gestionaba. El segundo: que el Pimco Total Return Fund, gestionado directamente por Gross, ha sufrido por parte de sus clientes la retirada de unos 70.000 millones de dólares (23.500 millones sólo el pasado septiembre) en los últimos 16 meses.

A todo ello hay que añadirle una ecuación matemática de fácil entendimiento. El Pimco Total Return Fund, que gestiona un total de 222.000 millones de dólares en activos actualmente, ofrece una rentabilidad en lo que va de año cercana al 4%. En Janus Capital Group, Gross gestionará –con la ayuda de un único trader- el fondo Janus Global Unconstrained Bond Fund, que en lo que va de año ofrece a sus clientes una rentabilidad negativa (-1,05%).

¿En verdad que Gross ha abandonado Pimco, el fondo que él mismo fundó hace más de cuatro décadas, por mantener diferencias con otros directivos del mismo en torno a la estrategia de futuro? ¿La investigación llevada a cabo por la SEC ha influido sobre la fuga de capital sufrida por la firma durante los últimos meses? ¿Allianz habría tomado cartas en el asunto de una u otra manera? Estas y otras cuestiones surgen ahora en torno al ya célebre episodio otoñal. Por lo pronto, la aseguradora alemana ha cerrado la semana con una caída en la Bolsa de Fráncfort del 1,61%.