Indra dona 1.000 tabletas a través de Cruz Roja para apoyar la formación de menores vulnerables

Voluntarios de Indra en la donación de 1.000 tabletas a Cruz Roja para apoyar la formación de menores en situación de vulnerabilidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Indra ha donado 1.000 tabletas a través de Cruz Roja destinadas a menores que se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad o riesgo social para ayudarles en sus tareas escolares a raíz de la actual situación de cierre de los centros educativos para hacer frente a la expansión del brote de coronavirus. En un comunicado, Indra señala que las 1.000 tablets entregadas, junto a fundas y mochilas, permitirán a estos menores acceder a programas de educación a distancia y estar en contacto con sus colegios, tutores, docentes y compañeros mientras duren las medidas desarrolladas como respuesta al Covid-19.

Además, la empresa de tecnología y consultoría añade que, posteriormente, los equipos donados facilitarán el mejor acceso a información y programas educativos a estos menores.

La acción realizada a través de Minsait, filial de Tecnologías de la Información de Indra, está estrechamente ligada a los principios de su acción social. Esta se centra, entre otros aspectos, en favorecer que la innovación y la tecnología tengan «un impacto real y social, naturalmente humano, y fomentar el acercamiento de niños y jóvenes a la tecnología».

Las 1.000 tabletas han sido entregadas por voluntarios de Indra a Cruz Roja, que las destinará a su programa ‘Promoción del Éxito Escolar’ dirigido a menores entre 6 y 16 años, así como a estudiantes de 17 y 18 años que estén cursando educación no obligatoria. Los dispositivos se distribuirán en la Comunidad de Madrid.

Ante la nueva situación creada por el Covid-19, Cruz Roja ha adaptado el proyecto para poder seguir dando apoyo a los menores de forma telemática, realizando sesiones de acompañamiento de forma virtual a través de la herramienta Skype, donde un voluntario atiende a un grupo de cuatro a cinco menores, y realiza acompañamiento individual cuando sea necesario.

Todas las familias que forman parte de este proyecto se encuentran en alguna situación de vulnerabilidad y riesgo social, según valoraciones realizadas a nivel económico como a nivel social antes del comienzo en el proyecto por Cruz Roja.

Para conocer la situación de las familias a raíz del Covid-19, se realizó un seguimiento a través de llamadas telefónicas para recoger las necesidades educativas del menor además de otros aspectos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA