India se convierte en el primer país en registrar más de 4.500 muertos en un día por coronavirus

Un hombre con mascarilla en un tren en la ciudad india de Calcuta coronavirus

Un hombre con mascarilla en un tren en la ciudad india de Calcuta - Autor: Debarchan Chatterjee/ZUMA Wire/d / DPA - Archivo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de India ha confirmado este miércoles la muerte de más de 4.500 personas por coronavirus durante el último día, con lo que se convierte en el primer país del mundo en registrar estas cifras desde el inicio de la pandemia, en medio de un repunte que ha hecho saltar las alarmas en el país asiático.

El Ministerio de Sanidad indio ha indicado en su balance, publicado a través de su cuenta en la red social Twitter, que durante las últimas 24 horas se han notificado 267.334 casos y 4.529 decesos, lo que sitúa los totales en 25.496.330 y 283.248, respectivamente.

A pesar de que la cifra de contagios es similar a la del martes, cuando se registraron más de 263.500 positivos, la cifra de muertos supone un nuevo máximo, superando el de la jornada anterior. Asimismo, supera los 4.475 muertos en un día registrados en enero en Estados Unidos, con lo que es la máxima cifra a nivel mundial hasta el momento.

El Ministerio ha apuntado que en estos momentos hay 3.226.719 casos activos en el país, 127.046 menos que el día anterior, y ha cifrado en 21.986.363 las personas recuperadas de la COVID-19, incluidas 389.851 durante el último día.

Las cifras se enmarcan en un repunte que han llevado a India ha notificar más de 4.000 muertos diarios durante siete jornadas desde el 12 de mayo, si bien el número de casos cayó el lunes por debajo de los 300.000 por primera vez tras tres semanas, periodo en el que en cuatro ocasiones se superaron los 400.000 positivos diarios.

El ministro de Sanidad, Harsh Vardhan, señaló el martes a través de su cuenta en la red social Twitter que la tasa de positividad supera el 15 por ciento en 22 estados del país, con una media de 13,31 por ciento a nivel nacional.

Sin embargo, Lav Agarwal, secretario adjunto del Ministerio de Sanidad, ha destacado que «a pesar del alto número de casos notificados hasta ahora, se ha sido capaz de contener la propagación (del virus) a menos del dos por ciento de la población».

Por otra parte, el Serum Institute de India (SSI), que produce las vacunas contra el coronavirus, ha indicado que la exportación de dosis podría suspenderse durante varios meses, un golpe al mecanismo COVAX, impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y destinado a paliar las necesidades de vacunas de los países con menos recursos.

El SSI ha resaltado que India «extendió su apoyo a donde fue posible» durante la oleada de contagios de enero y ha recordado que «hay que entender que la pandemia no está limitada por fronteras geográficas o políticas y que no se estará seguro hasta que todo el mundo pueda derrotar al virus».

«Un favor importante que la gente tiende a no entender es que estamos entre los dos países más poblados del mundo. Una campaña de vacunación para una población tan grande no puede ser completada en dos o tres meses», ha dicho, antes de agregar que «serían necesarios dos o tres años para que toda la población esté vacunada».

Por ello, ha resaltado que «espera empezar entregar (dosis) al COVAX y otros países a finales de año», tras una suspensión de las entregas durante estos meses para intentar hacer frente a la pandemia en el país.

«Nos gustaría reiterar que nunca hemos exportado vacunas a costa del pueblo de India y que seguimos a hacer todo lo posible en apoyo a la campaña de vacunación en el país», ha dicho el director ejecutivo del SSI, Adar Poonawalla.