Edición testing
5 de julio de 2020, 8:19:19
Economía

Construcción


La obra pública acumula un desplome anual del 39% pese a reactivarse en mayo

Entre enero y mayo se sacaron a concurso obras por valor total de 4.944 millones de euros, lo que implica un recorte de 3.242 millones.

Por E.B.

La licitación de obra pública se reactivó el pasado mes de mayo, cuando las distintas administraciones públicas promovieron obras por 1.262,4 millones de euros, importe que cuadruplica el de 308 millones del mes de abril.


El aumento tiene lugar toda vez que el Gobierno reanudó a comienzos de mayo los procesos administrativos de licitación que habían quedado en suspenso, salvo para obras de emergencia, con la declaración a mediados de marzo del estado de alarma para combatir la pandemia.

A pesar del repunte de mayo, la promoción de obra pública por parte de todas las administraciones públicas salda los cinco primeros meses del año con un descenso del 39,6%.

Entre enero y mayo se sacaron a concurso obras por valor total de 4.944 millones de euros, lo que implica un recorte de 3.242 millones respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la patronal de grandes constructoras y concesionarias Seopan.

La asociación calcula que, en el caso de que el ritmo licitador se mantenga en lo que resta de año, la promoción de obra cerrará el ejercicio en unos 11.866 millones, lo que supondrá una caída del 35% y marcar un mínimo desde los años 2013 y 2014, en la anterior crisis.

De esta forma, la pandemia ha roto la tendencia de crecimiento que la obra pública, el que se perfila como uno de los motores de crecimiento para salir de la crisis, venía registrando. Al cierre de 2019 encadenó tres ejercicios consecutivos al alza y marcó un máximo desde 2010 con un volumen de 18.544 millones de euros.

En cuanto a la adjudicación y contratación de obras, Seopan informa de que al cierre de mayo era de menos de la mitad (un 53% menos) que hace un año, dado que sumaba 1.938 millones.

Respecto a la licitación de los cinco primeros meses, el Ministerio de Transportes, principal órgano inversor de la Administración central, licitó obras por 807 millones de euros, lo que supone un desplome del 66,2%.

Por tipos de obras, las ferroviarias se hunden un 76%, las de carreteras un 64,2%, las aeroportuarias un 57,4% y las portuarias, un 21,3%.

De su lado, las administraciones locales (ayuntamientos, diputaciones y cabildos) sacaron a concurso trabajos por valor de 1.898 millones de euros, un 35,4% menos.

Por su parte, los gobiernos regionales saldaron los cinco primeros meses con un volumen de obra licitada por 1.996,4 millones de euros, 17,5%.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com