Edición testing
5 de diciembre de 2020, 9:46:13
Motor

Automóvil


Sindicatos de Ford Almussafes saludan el plan del Gobierno pero piden garantías para no repetir lo de Nissan

Los sindicatos de Ford Almussafes saludan el plan del Gobierno de impulso a la automoción, pero piden más medidas a largo plazo para transformar el sector.

Por E.B.

Los sindicatos de Ford Almussafes (Valencia) saludan el plan del Gobierno de impulso a la automoción, pero piden más medidas a largo plazo para transformar el sector, coordinación con Europa y garantías de mantenimiento de empleos para que no se repitan cierres como el de la planta de Nissan en Barcelona.


El programa se aprueba este martes y está dotado con un presupuesto de casi 3.750 millones: 2.690 millones a inversiones para toda la cadena de valor, 415 millones para I+D+i, 300 millones a la renovación del parque público, 250 millones para ir hacia uno más limpio y 90 millones en formación. Pedro Sánchez ha garantizado que nace de la unidad de un sector muy afectado por el coronavirus.

UGT, sindicato mayoritario en la fábrica valenciana, espera a conocer el detalle del plan pero cree que en principio puede ir "más dirigido a incentivar o reactivar el mercado interior que a apostar por la transformación de la industria". España, a su juicio, tiene una asignatura pendiente: implantar la fabricación de baterías.

"A Ford, como compañía inmersa en la reestructuración de su negocio en Europa, no sé si le puede ayudar, ojalá sí", ha aseverado Carlos Fabuel (UGT), presidente del comité de empresa de la factoría, en declaraciones a Europa Press.

En la misma línea, STM Intersindical reclama una respuesta firme que dé certidumbre y tranquilidad al sector, pero sobre todo más coordinación internacional porque solo el 10% de la producción de Ford Almussafes se vende en España. También advierte que "las declaraciones de abandonar los combustibles fósiles pueden hacer mucho daño" y confía en que el resto de países de la UE lancen planes similares para que el mercado se recupere.

CCOO valora positivamente el plan para activar el sector a corto plazo y dotarlo de herramientas en el medio-largo, aunque exige un compromiso de las multinacionales con el mantenimiento del empleo. Defiende que "no se pueden producir decisiones como la de Nissan después de haber recibido todo tipo de ayudas: No queremos que algo así se vuelva a repetir".

Y CGT, a falta de estudiarlo en profundidad, echa en falta que las ayudas a las empresas automovilísticas no estén supeditadas a una garantía de mantenimiento de las plantillas. Sí aplaude que España incentive la compra y "sobre todo" la inversión en vehículos no contaminantes.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com