Edición testing
25 de octubre de 2020, 17:17:00
Economía

Empleo


Bruselas pone sobre la mesa un sistema de subsidios al empleo de hasta 100.000 millones

“Más personas mantendrán sus empleos y volverán a trabajar a tiempo completo cuando acabe el confinamiento”, promete Ursula von der Leyen.

Por Luis Suárez

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado la puesta en marcha de un esquema de subsidios para el mantenimiento del empleo, denominado ‘SURE’, con el que Bruselas pretende ayudar a los países más golpeados por la pandemia del coronavirus, como Italia y España.


En un vídeo colgado en sus redes sociales, la política alemana ha explicado que “hemos desarrollado un esquema de ayudas al mantenimiento del empleo para ayudar a Italia, España y todos los países afectados, gracias a la solidaridad de otros estados miembro”. Con este subsidio público para el mantenimiento del empleo Bruselas pretende “mitigar los efectos de la recesión, mantener a la gente en sus trabajos y que las empresas vuelvan al mercado con energías renovadas”.

“Millones de personas no pueden ir a trabajar y todavía tienen que comprar alimentos y pagar facturas”, se ha lamentado Von der Leyen, mientras “las empresas pagan los salarios de sus empleados, a pesar de que ahora no están obteniendo beneficios”. Por ello, “Europa viene en su ayuda con una nueva iniciativa llamada Sure” ha explicado la presidenta, que ha puesto en valor que “las regiones alrededor de Milán y Madrid son pilares importantes de la economía europea”. “Miles de empresas solidas están teniendo dificultades a causa de la crisis, y necesitan nuestra ayuda”.

Von der Leyen no ha cuantificado el alcance de este esquema de ayudas, aunque algunos medios internacionales lo cifran en 100.000 millones de euros. La presidenta de la Comisión ha explicado que “la idea es simple”: si no hay pedidos y las empresas se quedan sin trabajo a causa de una crisis externa temporal como la del coronavirus, estas no tendrán que despedir a sus trabajadores”. Al contrario, “los seguirán teniendo contratados, incluso si hay menos trabajo”. “En el tiempo libre, los trabajadores pueden aprender nuevas competencias que serán beneficiosas tanto para ellos como para la empresa”.

“Hemos aprendido la lección de la crisis financiera”, ha señalado la presidenta de la Comisión, que ha recordado que “los países con este instrumento pudieron ayudar a los trabajadores conservar sus empleos y a las empresas a salir de la crisis”. “Se evita que las personas pierdan poder adquisitivo, y pueden continuar pagando el alquiler y comprando lo que necesitan, y eso tiene un impacto positivo también en la economía”, ha explicado.

“Gracias a SURE, más personas mantendrán sus empleos y volverán a trabajar a tiempo completo cuando acabe el confinamiento, cuando la demanda se recupere y regresen los pedidos”, ha destacado Von der Leyen.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com