Edición testing
24 de octubre de 2020, 7:59:35
Economía

Banca


Calviño da un balón de oxígeno a Ibercaja: amplía el plazo para que salga a bolsa

El Gobierno prorroga en dos años el plazo para que las fundaciones bancarias desinviertan de los bancos a los que cedieron su negocio.

Por Luis Suárez

El paquete de medidas aprobado ayer por el Consejo de Ministros para paliar los efectos económicos de la lucha contra el coronavirus amplía el plazo para que las fundaciones bancarias herederas de las antiguas cajas de ahorros completen sus planes de desinversión. El anuncio supone un balón de oxígeno especialmente para Ibercaja, que este mismo año tenía que salir a bolsa.


La normativa española sobre las antiguas cajas de ahorros de 2013, aprobada cuando era ministro de Economía Luis de Guindos, establecía que las participaciones de las fundaciones en las entidades debían reducirse por debajo del 50% este mismo año. La alternativa era constituir un fondo de reserva para garantizar la financiación del banco en situaciones de dificultades.

Ahora, la normativa se modifica para ampliar en otros dos años, hasta 2022, este plazo. “Las fundaciones bancarias que cuenten con un programa de desinversión aprobado por el Banco de España […] podrán optar por la ampliación del plazo para cumplir el objetivo de desinversión hasta en dos años adicionales presentando una modificación de su programa de desinversión”, señala el nuevo cambio normativo.

Eso sí, “si la fundación optase por la ampliación del plazo mencionada en el párrafo anterior, deberá constituir un fondo de reserva al que habrá de aportar, en cada uno de los ejercicios que dure la citada ampliación, una dotación anual que será de al menos un 50% de los importes recibidos de la entidad de crédito participada en concepto de reparto de dividendos”.

La medida supone un balón de oxígeno para Ibercaja, que tenía que salir a bolsa este mismo año para diluir la participación del 87% que actualmente ostenta la Fundación Ibercaja. La entidad aragonesa había fichado ya en 2018 a Rothschild, Morgan Stanley y JP Morgan para su salto al parqué, pero las difíciles condiciones del mercado han dificultado la operación, que debía estar completada el 31 de diciembre de 2020.

Sí está ya en bolsa desde hace tiempo Unicaja, que en enero de este año descartó seguir diluyendo su participación (actualmente del 49,7%) y a cambio constituir un fondo de reserva de 152 millones de euros para hacer frente a posibles necesidades de recursos propios, como le exige la normativa.

La creación de este gravoso fondo de reservas fue también el camino elegido por Kutxabank, entidad controlada por las antiguas cajas vascas: BBK (57%), Kutxa (32%) y Vital (11%).

El resto de entidades herederas de las antiguas cajas de ahorros ya completaron sus desinversiones y tienen participaciones en línea con la exigencia de la normativa.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com