Edición testing
1 de junio de 2020, 3:30:46
Mercados

Deuda Pública


La nueva ola de deuda pública para combatir el coronavirus supera el billón de euros

ABN Amro estima que las primas de riesgo seguirán elevadas durante los próximos meses pese a la acción del BCE.

Por Luis Suárez

Tras unas semanas de incertidumbre, los gobiernos de ambos lados del Atlántico empiezan a poner toda la carne en el asador para dar respuesta económica al parón de actividad que ha provocado la lucha contra la propagación del coronavirus. Las medidas puestas sobre la mesa suponen ya una emisión extra de deuda pública de más de un billón de euros y la cifra todavía va a crecer aún más. No obstante, los analistas confían en que la acción de los bancos centrales mantenga bajos los rendimientos.


“Las medidas fiscales de EEUU implican alrededor de 800.000 millones de dólares de financiación extra”, señalan los analistas de ABN Amro Nick Kounis, Jolien van den Ende, Floortje Merten y Aline Schuiling en un informe, mientras que “a nivel de la eurozona, actualmente estimamos alrededor de 360.000 millones de euros de emisión extra”. Esta cifra, que supera holgadamente el billón de euros, “refleja una combinación de deterioro cíclico y estímulo fiscal discrecional”, señalan los expertos, que avisan de que “es casi seguro que estas cantidades aumentarán”.

“Dicho esto, nuestro juicio es que los bancos centrales harán lo que sea necesario para frenar y revertir el profundo endurecimiento de las condiciones financieras”, señalan los autores. En efecto, tras haber anunciado inicialmente al menos 700.000 millones de dólares de compras de activos (500.000 millones solo en deuda del Tesoro), la Reserva Federal se ha comprometido finalmente a compras ilimitadas de activos. Algo similar ha ocurrido en la eurozona, donde tras el anuncio de la dotación adicional de 120.000 millones de euros, el BCE anunció un nuevo programa de 750.000 millones de euros, con cierta flexibilidad para alejarse de la clave de capital.

Pese a la acción de los bancos centrales, y en especial del BCE, los expertos de ABN esperan que “los diferenciales de los países de la eurozona se mantengan elevados durante los próximos tres o cinco meses”.

“El deterioro de las expectativas macroeconómicas, el entorno de riesgo y el aumento de la oferta ejercerán una presión alcista sobre los diferenciales, pero creemos que el BCE presionará con fuerza en la otra dirección con la compra de activos”. “Puede hacerlo utilizando el APP y el PEPP [los programas actualmente en curso], aunque relanzar la OMT también se ha convertido en una posibilidad en los últimos días”.

En todo caso, los expertos consideran que “hará lo que sea necesario”. “Más adelante en nuestro horizonte, cuando las expectativas de crecimiento y el sentimiento de riesgo se vuelvan positivos, esperamos que los diferenciales de los países se reduzcan”.

Las primas de riesgo de Italia y España, los dos países más afectados por el coronavirus, se han estabilizado en los últimos días después de dispararse la semana pasada, pero siguen siendo elevadas. El diferencial entre la rentabilidad del bono español de deuda a diez años y la de su homólogo alemán se sitúa por encima de los 110 puntos, mientras que en el caso italiano roza los 200 enteros.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com