Edición testing
29 de noviembre de 2020, 17:41:51
Economía

Estado de alarma


Rechazo de los empresarios a un cierre total: “No es una medida proporcionada”

La patronal Foment asegura que el cierre total por el coronavirus “tendría todavía un más fuerte impacto en el empleo”.

Por Gustavo García

“El confinamiento total no es una medida proporcionada en la actual situación de crisis sanitaria y de colapso económico”. La patronal empresarial Foment del Treball se posiciona en contra de un posible cierre absoluto por el coronavirus, ya que, en su opinión, “tendría todavía un más fuerte impacto en el empleo”. Es más, advierte de que “podría comprometer seriamente el normal funcionamiento de los servicios esenciales”.


Los empresarios catalanes, en una nota, destacan que actualmente sólo están funcionando las empresas y servicios “que garantizan los servicios básicos alimentarios, energéticos, transporte de mercancías, comercio alimentario, telecomunicaciones, farmacéuticos y sanitarios, así como todas las empresas de suministros y servicios que garantizan el normal funcionamiento de los anteriores”. Dicho esto, Foment sostiene que el cierre total “tendría todavía más un fuerte impacto en el empleo con más pérdidas de puestos de trabajo” y pondría en jaque servicios como los “estrictamente sanitarios”.

“El confinamiento total puede sustituirse”, afirma la patronal, “por la adopción de todas las medidas de protección necesarias para evitar los contagios y garantizar la salud de los trabajadores y de los propios ciudadanos”. Además, la institución presidida por Josep Sánchez Llibre considera que las actuales medidas decretada por el Gobierno “son suficientemente restrictivas”. “Aumentarlas pondría todavía más en riesgo la recuperación económica tras la pandemia”, asegura.

“Decir que el confinamiento total prioriza la salud frente a la economía es un planteamiento maniqueo”, continúa Foment, que destaca que “no respeta el principio de proporcionalidad y, además, no tiene en cuenta que sin el mantenimiento y posterior recuperación del nivel de la actividad económica muchas familias quedarán expuestas a problemas de subsistencia”.

Con esta postura estos empresarios se distancian del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y cierran filas en torno a la ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, que ya dejó claro este martes su rechazo a un parón total de la actividad productiva no esencial en España para luchar contra la propagación del coronavirus.

En una rueda de prensa desde el palacio de La Moncloa tras una reunión con los agentes sociales, Calviño ha reflexionado que es “difícil entender en qué consisten este tipo de solicitudes”. “Es importante tener una visión de la realidad de nuestro país”, señaló la vicepresidenta, que ha defendido que “la industria se está reorientando a aquellos materiales necesarios para hacer frente a la crisis sanitaria”.

“Hay que ponerse en perspectiva”, insistió, “para que un hospital funcione, debe funcionar la industria química”, así como el transporte, el sector textil, o el sector agroalimentario, explicó.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com