Edición testing
20 de octubre de 2020, 0:24:52
Internacional

Impeachment


El equipo legal de Trump afirma que ninguna de las revelaciones de Bolton "se elevaría al nivel de abuso de poder"

"Si un presidente, cualquier presidente, hubiera hecho lo que el 'Times' informaba sobre el contenido del manuscrito de Bolton, eso no constituiría un delito objeto de un 'impeachment'".

Por E.B.

El equipo legal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este lunes en la sesión del juicio político ('impeachment') en el Senado contra el mandatario que ninguna de las revelaciones del exasesor de Seguridad Nacional norteamericano John Bolton "se elevaría al nivel de abuso de poder".


Un supuesto borrador de un libro de Bolton, confirmado este lunes a 'The New York Times' por varias personas que han podido leerlo, asegura que Trump dijo a Bolton en agosto que quería seguir bloqueando la entrega de los 391 millones de dólares de ayuda militar a Ucrania hasta que las autoridades de Kiev se comprometieran a investigar al exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y a su hijo Hunter. El pliego de cargos del juicio político a Trump contiene los delitos de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

En este contexto, Alan Dershowitz, uno de los abogados de Trump en el 'impeachment', ha defendido que nada del manuscrito de Bolton, que ha monopolizado las conversaciones en el arranque de la segunda semana del juicio político, "se elevaría al nivel de abuso de poder".

"Si un presidente, cualquier presidente, hubiera hecho lo que el 'Times' informaba sobre el contenido del manuscrito de Bolton, eso no constituiría un delito objeto de un 'impeachment'", ha precisado Dershowitz. "Nada en las revelaciones de Bolton, incluso si es cierto, se elevaría al nivel de un abuso de poder o de un delito objeto de un 'impeachment'", ha insistido.

Sin embargo, durante la jornada de este lunes, algunos de los senadores republicanos han reiterado sus demandas de que Bolton testifique. De hecho, el senador Mitt Romney ha afirmado que ha tenido "conversaciones" con algunos de sus colegas sobre este asunto.

En este sentido se ha expresado también la senadora Lindsey Graham, que ha señalado que le gustaría ver el manuscrito de Bolton. "Lo que tenemos que hacer aquí es evaluar el manuscrito", ha indicado, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

El manuscrito de Bolton ha agudizado las grietas en la mayoría republicana, hasta el punto de que ya no se descarta que los demócratas puedan citar a algún testigo clave durante el juicio en el Senado. Los republicanos han hecho valer su mayoría en la Cámara Alta hasta ahora para controlar los tiempos y el formato del proceso. Los demócratas han intentado en vano llamar a testigos clave, entre ellos el propio Bolton, para determinar si el presidente abusó de su poder.

El bloque demócrata necesita al menos cuatro deserciones en las filas republicanas y Romney, crítico con Trump, ha abierto este lunes la puerta a cambiar la balanza. Según Romney, "cada vez es más probable" que la propuesta de convocar a nuevos testigos salga adelante. Además de Romney, los medios estadounidenses especulan también con un posible giro de Susan Collins, Lisa Murkowski y Lamar Alexander.

Por su parte, otra de las abogadas de Trump, Jane Raskin, ha acusado este lunes a los demócratas de exagerar el papel del abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, en el escándalo con Ucrania.

"En este juicio, en este momento, Giuliani es un actor menor, el objeto brillante diseñado para distraerles", ha sostenido durante la vista de este lunes. "Senadores, les pido, con respeto, que no sean distraídos", ha agregado. Así, ha argumentado que el objetivo de los demócratas es "distraer del hecho de que las pruebas no apoyan sus afirmaciones".

TRUMP ESTÁ "SATISFECHO" CON SU EQUIPO LEGAL

Por otra parte, un empleado de la Casa Blanca ha asegurado que Trump está "satisfecho" con el desempeño de su equipo legal en la vista de este lunes, al tiempo que ha afirmado que el presidente ha visto "partes" de la intervención de sus abogados.

En cuanto a un eventual testimonio de Bolton, según la CNN, el equipo legal del mandatario estará preparado, ha dicho este empleado. En este contexto, han vuelto a hacer referencia a la posibilidad de que Trump se reserve el derecho de hacer valer su privilegio ejecutivo en caso de que ese sea el enfoque que los abogados busquen.

"MIEDO MORTAL" AL TESTIMONIO DE BOLTON

Por su parte, el jefe de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Adam Schiff, uno de los siete congresistas demócratas para ejercer la acusación de la Cámara Baja en el 'impeachment', ha señalado que el equipo de Trump tiene un "miedo mortal" al testimonio del exasesor de Seguridad Nacional.

"Puedo entender las razones por las cuales (...) el presidente y sus aliados han querido reprimir el testimonio de John Bolton. Evidentemente tenían el manuscrito, entendían lo que tenía que decir y tenían un miedo mortal de que el pueblo estadounidense lo descubriera", ha explicado Schiff.

Trump ya había anunciado su decisión de usar el privilegio ejecutivo para impedir que Bolton y otros funcionarios de su Administración testificaran en el juicio político. Bolton se declaró dispuesto a declarar en el juicio político a principios de enero.

Se espera que el equipo legal de Trump continúe la exposición de sus alegaciones iniciales este martes. Después, el Senado estará listo para debatir si citar a testigos y la aportación de documentos. Si la votación falla, el Senado podría votar para absolver a Trump de los cargos de los que se le acusa. Si, en cambio, la votación arroja un resultado positivo, el juicio continuará.

EL CASO CONTRA TRUMP

El juicio político está presidido por el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos, John Roberts, y los siete diputados designados por la Cámara de Representantes ejercerán de 'fiscales' de un proceso en el que todos los senadores deben actuar como jurado, independientemente del partido en el que militen.

El proceso de 'impeachment' abarca la investigación y votación en la Cámara de Representantes, donde Trump fue oficialmente reprobado en diciembre, convirtiéndose así en el tercer mandatario estadounidense censurado, y el juicio político en la Cámara Alta, en el que, hasta la fecha, ningún mandatario ha llegado a ser destituido.

El proceso comenzó a raíz de una denuncia presentada por un oficial de Inteligencia que consideró que la llamada que realizó Trump a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, el 25 de julio fue un intento de presionarle para obligarle a abrir una investigación sobre los Biden, paralizando hasta entonces la entrega de más de 300 millones de dólares de ayuda militar a Kiev y aplazando la invitación para una reunión en la Casa Blanca.

Trump mantiene que es víctima de una "caza de brujas" y que su llamada fue "perfecta", a pesar de las contradicciones que se han observado en el Gobierno desde la denuncia del funcionario anónimo por la supuesta campaña de presión a Ucrania.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com