Edición testing
31 de mayo de 2020, 18:16:23
Contraportada

Premier League


Los jugadores de la Premier League piden al Gobierno británico que investigue el "racismo flagrante"

La PFA ha subrayado que está "claro" que los futbolistas están en el lado receptor del "racismo flagrante" que actualmente abunda en el Reino Unido.

Por EUROPA PRESS

La Asociación de Jugadores Profesionales de Reino Unido (PFA) ha pedido este lunes al Gobierno británico que inicie una investigación sobre el "racismo flagrante" en el fútbol inglés, mediante la creación de un grupo con todos los partidos políticos y dentro del organismo institucional correspondiente, a raíz de los incidentes que hubo el pasado domingo durante el derbi entre Tottenham Hotspur y Chelsea.


"La PFA pide una investigación gubernamental sobre el racismo dentro del fútbol y alienta el establecimiento de un Grupo de todos los partidos en el Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deporte", ha manifestado el sindicato en una nota de prensa.

Dicha petición ha llegado después de que Antonio Rudiger, jugador del Chelsea, recibiera cánticos de mono cuando tocaba el balón durante el partido entre su equipo y el Tottenham, que terminó 0-2 para los 'blues' y que fue detenido momentáneamente por ese incidente racista.

El Tottenham aseguró que abrirá una investigación propia y que tomará medidas para encontrar a los autores de esos cánticos, mientras que el protocolo del organismo rector de la FIFA sobre el racismo fue usado por primera vez en la Premier League con varios anuncios por el sistema de altavoces del estadio.

La PFA ha subrayado que está "claro" que los futbolistas están en el lado receptor del "racismo flagrante" que actualmente abunda en el Reino Unido. "Los jugadores no están solos. La PFA está al lado de cada jugador que se enfrenta a una discriminación. Continuaremos luchando en su nombre para combatir este problema definitivamente", ha aseverado la entidad.

El Ejecutivo de Boris Johnson, a través de su portavocía oficial, igualmente se ha expresado con rotundidad. "El racismo de cualquier tipo no tiene cabida en el fútbol ni en ningún otro lugar y debemos enfrentar este vil comportamiento", ha indicado la oficina de James Slack.

"Claramente, aún hay más trabajo por hacer desde las autoridades futbolísticas para abordar este problema y estamos comprometidos a trabajar con ellos para solucionarlo", ha añadido la portavocía, tras un encuentro con varios periodistas en el número 10 de Downing Street.

"Esperamos que consulten con los jugadores y con los grupos de aficionados, y estaremos vigilando cómo las autoridades del fútbol implementan sus planes durante esta temporada", ha señalado la nota del Gobierno británico.

"Seguiremos trabajando con las autoridades en ello, incluida la PFA, y no descartamos tomar medidas adicionales si es necesario", ha proseguido el texto, secundado también por la Football Association (FA) con su propio comunicado de prensa.
EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com