Edición testing
27 de febrero de 2020, 18:49:22
Nacional

Comunidad Valenciana


La Comunidad Valenciana ya tiene presupuestos

Abrazos y 'manitas' arriba y peticiones y advertencias para 2020 marcan el último pleno del año.

Por E.B.

El pleno de Les Corts ha aprobado este jueves con el apoyo del Botànic II (PSPV, Compromís y Unides Podem) los Presupuestos de la Generalitat para 2020, primeros de la legislatura y quintos en tiempo y forma desde 2015, que desde la oposición (PP, Ciudadanos y Vox) han criticado por "irreales, ficticios" y surgidos con el "rodillo" aplicado por la izquierda.


Este año, las cuentas han sido aprobadas a última hora de la tarde, con el 'president', Ximo Puig, y el resto de miembros del Consell en pie, entre abrazos, sonrisas y gestos de victoria, y con aplausos también en la bancada de la izquierda. Han salido adelante tras dos días de pleno y con algo de revuelo antes de la votación por problemas técnicos, con 52 votos a favor, 44 en contra y cero abstenciones.

En un año marcado por las sucesivas convocatorias electorales y la inestabilidad política en España, con un gobierno central en funciones prácticamente desde el inicio del ejercicio, se llegó a especular con la posibilidad de prorrogar las cuentas de 2019 al no disponer de referencias sobre las previsiones de entregas a cuenta y liquidaciones estatales.

No obstante, fueron finalmente aprobadas el 31 de octubre por el Consell y entregadas ese mismo día, con retraso respecto a lo previsto, a Les Corts; eso sí, con una corrección de errores ante el cambio a última hora de "algún fleco", según explicó el conseller de Hacienda, Vicent Soler. Ese fleco eran unos 50 millones en innovación que pasaron de la AVI (en manos de la Conselleria de Innovación, del PSPV) al IVACE (dependiente de Economía, de Compromís).

En esta ocasión, la tramitación parlamentaria de los primeros presupuestos elaborados con Unides Podem 'desde dentro', ha transcurrido --tras superar las tres enmiendas a la totalidad de PP, Cs y Vox-- sin sobresaltos ni polémicas, e incluso los diputados de Compromís restaron importancia a esa diferencia de opinión sobre esa partida de 50 millones que viajó de una conselleria a otra en el último momento.

Las cuentas recogen una cifra global de 23.021 millones de euros en gastos, de la que 16.970 millones corresponden a gasto no financiero, lo que supone 263,6 millones más que el año anterior y una subida del 1,6% interanual. En los ingresos, vuelven a incluir la partida reivindicativa de la infrafinanciación con un importe de 1.325 millones, que ha sido defendida como otros años por el Botànic y criticada, como también viene siendo habitual, por la oposición.

SATISFACCIÓN Y UNIDAD EN EL BOTÀNIC

Tras la votación, Puig ha dado la enhorabuena a los diputados en un mensaje de Twitter, por dar luz verde a unos presupuestos "destinados a mejorar la vida de los valencianos, ayudar a los autónomos y a nuestras empresas y a modernizar el tejido productivo de la Comunitat".

De los grupos, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, ha levantado la 'manita' para celebrar las quintas del Botànic y ha reivindicado: "Si se gastan cien millones en los afectados de la DANA y Murcia cero, viva este gobierno". Ha llamado a combatir la desigualdad en lugar de los "pelotazos" de otras etapas, recordando que "la culpa no fue del chachachá".

Para el también socialista José Muñoz es una "muestra de fortaleza" y unidad del Botànic y da "una gran estabilidad" a la Comunitat. Primero fue la "reparación de derechos expoliados por el PP", después la "reconstrucción económica" y ahora ya está en una tercera fase, la del "renacimiento", ha ilustrado.

Desde Compromís, Aitana Mas también ha puesto en valor "la cultura del acuerdo" en un gobierno plural como el valenciano: "Hemos hecho de tres voces una sola, con eso me quedo". Ha subrayado que otras regiones con gobierno multicolor como Madrid han tenido que prorrogar las cuentas, que ve "valientes" por seguir reclamando financiación "gobierne quien gobierne".

Y ha llamado a mantener las "luces largas", prometiendo que en la coalición seguirán "con la misma responsabilidad que en el primer Botànic, para que las mujeres sean libres y valientes y los niños puedan acceder a todas las oportunidades".

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha dado la enhorabuena a Les Corts por unos presupuestos "expansivos y que muestran el rumbo claro hacia la reconstrucción". "Aquí tenemos una Comunitat que sale adelante", ha exclamado, con la meta de que sea "un actor político relevante en la España plurinacional" y contra "los que quieren hacernos volver a siglos atrás".

También de Podem, Ferran Martínez ha destacado que se ha demostrado que son una fuerza "capaz de la transformación en política social" y, al mismo tiempo, "un factor de estabilidad". "Cinco años con cinco presupuestos", ha subrayado, frente a una oposición "absolutamente desnortada, que solo sabe recurrir al escándalo y al troleo".

LA OPOSICIÓN: "DICTADURA, VENEZUELA Y FRAUDE"

Una visión distinta tienen en estos partidos. La portavoz del PP, Isabel Bonig, ha cedido su "voz" a las madres con hijos dependientes, en lista de espera para ser operados o "sin techo donde vivir". "Si no somos útiles, la gente nos cambiará", ha advertido, exigiendo a Puig "realidades en lugar de 'ximoanuncios'". Y ha manifestado a sus compañeros: "Hoy empezamos a ver la luz al final del túnel", además de alertar al Botànic que "mucha luz van a necesitar" y pidiendo "amor en lugar de odio" por Navidad.

El también 'popular' Rubén Ibáñez ha advertido que el Botànic "ha asentado su dictadura, atropellando cualquier iniciativa de la oposición", con unos presupuestos "a la venezolana y a base de codazos". A su juicio, los derechos de los valencianos "están en riesgo" porque las cuentas "difícilmente se van a cumplir" y "no se puede augurar un 2020 glorioso".

Desde Cs, su portavoz, Toni Cantó, ha cargado contra "unos presupuestos falsos que seguirán frustrando a los valencianos", criticando los "2.000 millones que se sacan de la chistera", los 1.325 por la infrafinanciación y los 600 por dependencia y atención sanitaria a desplazados.

Cantó ha subido a la tribuna unas fotos del presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, "pactando con los golpistas" y ha exigido al Botànic que deje de utilizar al PP como "chivo expiatorio". "Clávennos un cuchillo, pero no los menten más", ha reclamado.

La portavoz de Vox, Ana Vega, ha reiterado que son un "fraude e irrealizables" al tener "más gastos que ingresos" reales y ha vuelto a defender que no presentaron enmiendas parciales, una decisión "arriesgada" para no entrar "en ese teatro", algo que ha sido especialmente criticado por el Botànic. "Y luego los fascistas somos nosotros", ha recalcado.

ESPÍRITU NAVIDEÑO Y "ZEN"

El último pleno del año ha estado salpicado de referencias a las fiestas, aunque sea para apelar a la concordia. La socialista Carmen Martínez ha lamentado que la oposición no se haya contagiado de su espíritu "navideño y zen", mientras que Estefanía Blanes (Unides Podem) ha tildado a los 'populares' de "los fantasmas de las navidades pasadas".

Felipe Carrasco (PP) ha rogado a Josep Nadal (Compromís) que haga honor a su apellido "porque es Navidad", después de que este diputado haya recordado a Marcos Benavent --exgerente de la empresa pública Imelsa, autodenominado 'yonki del dinero'-- como "el gran emprendedor" durante el anterior gobierno del PP. "Mienten y mienten y vuelven a mentir", ha resumido en tono de villancico Mamen Peris (Cs), en otro punto del debate.

Como regalos, Mercedes Caballero (PSPV) ha pedido para los diputados de Cs "un 'satis' de esos a ver si se calman", mientras que el también socialista David Calvo ha propuesto instalar un telón para que "la oposición haga su función". "Banderas, biblias y crucifijos por doquier, pero enmiendas ninguna", ha replicado a Vox, cuya diputada Llanos Massó ha descrito los presupuestos como "sonrisas y lágrimas".

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com