Edición testing
2 de diciembre de 2020, 14:14:46
Nacional

Sindicatos


La fragmentación de los trabajadores: la afiliación a sindicatos se ha desplomado desde 1993

En España la tasa ha pasado de un 20% de trabajadores afiliados al 13% en tan solo 25 años.

Por Ander Cortázar

Salvo sorpresa en las próximas semanas, los estibadores han conseguido doblar a la patronal del sector (Anesco) y asegurado, de este modo, la subrogación de los empleos. Un principio de acuerdo entre las partes que no habría existido sin la unidad de los trabajadores en torno al sindicato mayoritario de la estiba, la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar. Una circunstancia que se produce al mismo tiempo que se desploma la afiliación a sindicatos en los países más avanzados.


En 1985, la membresía sindical en los países de la OCDE era del 30% entre los trabajadores. Sin embargo, tras muchos factores que han influido en ello, como la precarización de los empleos, el aumento de la desigualdad y el triunfo de las teorías económicas más liberales (Margaret Tatcher), esa tasa se ha reducido al 16%. Aunque es posible que esos factores hayan sido al mismo tiempo la consecuencia del desplome en la afiliación.

El auge de la inmigración laboral también ha contribuido a esa evolución al ser pocas las personas extranjeras que, principalmente ubicadas en trabajos precarizados y expuestos a una mayor dependencia personal, decidan afiliarse a estas organizaciones. Es una de las conclusiones a las que llegó una investigación centrada en la realidad sindical noruega.

Los países escandinavos mantienen una gran tradición en la afiliación a sindicatos y, a día de hoy, siguen siendo los países con mayor penetración de estas organizaciones entre sus trabajadores. Según los datos de la OCDE, dos de cada tres trabajadores suecos está afiliado en un sindicato.

Un porcentaje que aún es mayor en Islandia, donde esta circunstancia afecta al 90% de los empleados. De hecho, la mitad de ellos está afiliado a un solo sindicato, la Confederación Islandesa del Trabajo. La negociación colectiva es importante en la economía de la isla, que presenta bajos niveles de desigualdad y de brecha de género.

España pasa del 20% al 13%

España es de los países donde hoy en día hay mayor penetración sindical entre trabajadores que en 1985. No así si el punto de partida se toma hace 25 años. En 1993 un 19,8% de los empleados estaba inscrito en una de estas organizaciones. En 2018, último año del que se tienen datos, esa cifra era del 13,6%.

En Estados Unidos, alrededor del 10% de los empleados son miembros de un sindicato, una cifra considerablemente menor que el 15,2% registrado en 1993.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com