Edición testing
5 de agosto de 2020, 17:59:32
Nacional

Madrid


Vecinos y ecologistas piden una reunión urgente al concejal de Medio Ambiente sobre el futuro de Valdemingómez

Exigen al Gobierno de Almeida aprobar el plan de cierre programado de la incineradora que llevan décadas reclamando.

Por E.B.

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y los colectivos conservacionistas Ecologistas en Acción, GRAMA y Composta en Red han solicitado una reunión urgente con el delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Borja Carabante, para que aclare su postura sobre el cierre de la incineradora de Valdemingómez. El motivo: quieren trasladar al concejal en, en persona, “las mil y una razones por las que consideran imprescindible que se apruebe el plan de cierre de la incineradora de Las Lomas´”, algo que por motivos de salud pública y medioambiental, llevan más de dos décadas reivindicando.


La petición de reunión tiene su origen en la propuesta de la Comunidad de Madrid de trasladar los residuos de la Mancomunidad del Este (Corredor del Henares) a Valdemingómez y el hecho de que el Gobierno regional –que preside Isabel Díaz Ayuso- haya presentado un recurso contencioso administrativo contra la Estrategia de Residuos aprobada en el mandato de Manuela Carmena, que contemplaba reducir a la mitad la incineración de residuos en 2022 y cerrar la planta de Valdemíngomez en 2025.

Estos colectivos explican que quieren reunirse con el Gobierno de Almeida porque temen que suspenda el plan de residuos “con la excusa del contencioso presentado por la Comunidad de Madrid”, algo que podría dar al traste con el compromiso de clausura de esta instalación en 2025, por lo que en la reunión dichas organizaciones sociales trasladarán al concejal la necesidad de que se cumpla este plazo. Y exigirán al Gobierno de Almeida aprobar un plan de cierre programado de la incineradora para cuya confección pide que cuenta el movimiento vecinal y ecologistas.

Además, critican el propósito de la Comunidad de Madrid de llevar a Valdemingómez las más de 200.000 toneladas de residuos que actualmente acoge el vertedero de Alcalá de Henares, hasta la puesta en marcha de la planta de Loeches, ya que consideran que “la llegada de este volumen de basura no solo puede echar al traste la clausura definitiva de la incineradora de Las Lomas sino otros planes de gran importancia para las poblaciones afectadas por la actividad del Parque Tecnológico, como el proyecto de reducción de malos olores, la mejora y modernización de sus distintas plantas o la desconcentración de instalaciones de tratamiento de residuos”.

Y recuerdan de la FRAVM que el vecindario de Villa de Vallecas, “que desde su puesta en marcha sufre a diario la contaminación atmosférica y odorífera de Valdemingómez, se encuentra en estos momentos en pie de guerra para evitar que el Ayuntamiento de Madrid acepte la llegada de más basura”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elboletin.com