Edición testing
20 de septiembre de 2019, 5:56:19
Tecnología

eSports


Compromiso de la industria del videojuego para ofrecer información adicional al consumidor

El sector del videojuego asume plenamente su responsabilidad con los videojugadores, consumidores y, sobre todo, con los menores.

Por E.B.

Varias compañías de videojuegos han anunciado nuevas iniciativas para ayudar a los consumidores a tomar decisiones informadas sobre sus compras. Las propuestas fueron anunciadas en el marco de un taller organizado por la Comisión Federal de Comercio en Washington para tratar con la cuestión de las cajas de botín (loot boxes). La organización Entertainment Software Association (ESA), homólogo estadounidense de ISFE, participó del taller.


Muchas de las compañías que forman parte de ESA e ISFE, incluyendo los fabricantes de consolas y distribuidores, han anunciado que implementarán nuevas medidas para informar a los consumidores sobre la relativa infrecuencia y probabilidad de obtener artículos virtuales aleatorios en los videojuegos. Los principales fabricantes de consolas exigirán a las cajas de botín de pago en los juegos desarrollados en sus plataformas que revelen información sobre la relativa infrecuencia y probabilidad de obtener artículos virtuales aleatorios. Además, los distribuidores más importantes están de acuerdo en publicar esta información en sus videojuegos como muy tarde al final del año 2020. Varios distribuidores que forman parte de ESA e ISFE ya ofrecen esta información, y son muchos más los que están considerando hacerlo. Esta nueva política se aplicará a todos los nuevos videojuegos y actualizaciones que añadan elementos de caja de botín.

El CEO de ISFE, Simon Little, precisó que ¨ISFE apoya este tipo de iniciativas para reforzar el compromiso de la industria con los usuarios y ofrecer aún más transparencia al informar de la relativa infrecuencia y probabilidad de obtener artículos virtuales aleatorios, mediante la revelación de las conocidas como ‘drop rates’.

El sector del videojuego asume plenamente su responsabilidad con los videojugadores, consumidores y, sobre todo, con los menores. ISFE encabeza el esfuerzo para elevar el listón en autorregulación armoniosa en Europa y en el uso responsable de los videojuegos a través de instrumentos de control parental y campañas de información a nivel nacional. También con el Sistema de Información Europea sobre el Videojuego (PEGI), que establece las recomendaciones de edad apropiadas y la descripción de contenido en cada videojuego en 38 países europeos¨.

Contexto:

El compromiso de la industria del videojuego con la transparencia, el uso responsable de los videojuegos y la protección de menores

Como parte de su compromiso con la transparencia, además de las recientes medidas descritas, PEGI lanzó en agosto de 2018 un descriptor interno en los videojuegos para garantizar que los consumidores tengan suficiente información antes de adquirir el videojuego que este incluye compras dentro del juego. El descriptor se aplica a todos los juegos que ofrecen la opción de comprar artículos digitales con dinero real. Empezó a aparecer en videojuegos tradicionales hacia el final de 2018, y ya ha sido implementado en los juegos puramente digitales.

Los principales videojuegos ya tienen controles parentales que permiten a los padres autorizar cualquier compra dentro del juego o inhabilitar tales compras por completo. A través de su sistema de recomendaciones por edad, el sector promueve campañas de información por toda Europa en idiomas locales para informar sobre el uso responsable de videojuegos y dar consejos a los padres. La industria del videojuego se toma muy en serio su responsabilidad con los menores, e ISFE quiere que los padres estén informados sobre los videojuegos que sus hijos utilizan. Además, considera fundamental ofrecer a los padres información sobre las maneras en las que pueden monitorizar el uso de videojuegos de sus hijos.

Más recientemente, ISFE ha expresado su preocupación por las páginas de apuestas que se apropian de personajes y gráficos de videojuegos para atraer a menores al juego de apuestas. ISFE solicita la intervención de las autoridades competentes para apoyar con más fuerza los esfuerzos para detener las prácticas ilegales como el ¨skin betting¨, donde páginas de apuestas permiten a los menores apostar con artículos virtuales. Las compañías del sector de videojuego quieren dejar claro que no permiten, facilitan o aprueban que las monedas virtuales u otros artículos dentro de los videojuegos sean canjeados por dinero real o su uso en páginas de apuestas sin licencia.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com