Edición testing
14 de diciembre de 2019, 7:15:12
Economía

Bolsa


La privatización de Bankia en el aire: vale cuatro veces menos de lo que costó su rescate

La participación del Estado en Bankia está valorada en algo más de 3.000 millones de euros, una cifra muy similar a todo lo que se ha logrado recuperar del rescate.

Por Luis Suárez

5.000 millones de euros. La capitalización bursátil de Bankia llegó a situarse en la mañana de ayer por debajo de los 5.000 millones de euros si bien posteriormente el valor rebotó hasta acabar la jornada de nuevo por encima de este umbral psicológico. La cifra, no obstante, pone en evidencia las dificultades que se encontrará el Gobierno para completar la privatización y recuperar el rescate en una entidad que acumula una caída de un 35% en lo que va de año.


En febrero de 2014, cuando era ministro el ahora vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inició la privatización de Bankia con la venta de un paquete del 7,5% del capital por 1,51 euros por acción, recuperando 1.304 millones de euros del rescate del banco. La operación suponía unas plusvalías de más de 300 millones de euros, desatando cierto optimismo del montante que podría recuperarse de las ayudas totales, que ascendieron a 22.424 millones.

Cinco años después, sin embargo, solo se ha podido realizar otra colocación, en diciembre de 2017. En ella el FROB colocó un 7% del capital por 818,30 millones de euros, una cifra muy inferior a la de la primera venta. Aunque la operación se cerró a 4,06 euros por acción, por medio el banco había realizado un contrasplit en una proporción de cuatro acciones a una. Es decir, los 1,51 euros de cotización durante la primera venta se corresponderían a 6,04 euros en la cotización actual.

Bankia cotiza actualmente (al cierre de ayer) por encima de los 1,6 euros, lo que significa que una venta de un paquete comparable a día solo serviría para recaudar algo más de una cuarta parte del dinero. El FROB controla a través de BFA un 61,78% del capital, actualmente valorado en unos 3.090 millones de euros.

El grupo BFA-Bankia recibió una inyección de 22.424 millones de euros, de los que 10.620 millones fueron a parar directamente a Bankia (la filial cotizada). Posteriormente, el grupo absorbió BMN, que había recibido un rescate de 1.645 millones de euros. Con el último pago de dividendo en abril, el Estado ha recuperado de momento 3.085 millones de euros del rescate, de los que 961 millones se corresponden al reparto de beneficios y los 2.124 millones restantes a través de las mencionadas colocaciones.

Bankia, que fue rescatado en 2012, debía haber vuelto a manos privadas en un plazo de cinco años (2017), pero ya el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy decidió prorrogar el plazo dos años, hasta finales de 2019. A finales del año pasado, la complicada situación de los mercados convenció también al Gobierno de Pedro Sánchez de adoptar una medida similar.
EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com