Edición testing
22 de octubre de 2019, 21:22:19
Nacional

Sanidad


El deterioro de la sanidad pública impulsa el negocio de los seguros privados

Las familias madrileñas se gastan una media de 400 euros al año en estos seguros de salud.

Por Ander Cortázar

Hace apenas cuatro meses, la Federación de Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) catalogó la sanidad madrileña como la más privatizada de España. La externalización de los análisis clínicos, los hospitales de gestión privada, los conciertos con empresas o el incremento de los seguros privados de salud entre la población son factores determinantes a la hora de establecer esa clasificación.


La Encuesta de Presupuestos Familiares que publicó esta semana el Instituto Nacional de Estadística confirma una tendencia que se ha establecido desde que se inició la crisis. Los recortes de la sanidad pública revierten positivamente en la sanidad privada. Solo así se entiende el auge de sus beneficios en la última década.

Según los datos que ofrece el INE, el gasto medio de los hogares en 2008 en seguros privados de salud era de 166 euros al año. Esa cifra, lejos de aminorar con la crisis económica, se ha disparado en los últimos años y ahora son 253 euros anuales los que desembolsa de media una familia en España en la contratación de un seguro de ese tipo.

En Madrid, las cantidades son considerablemente superiores. Si en 2008 los hogares madrileños ya gastaban de media 281 euros al año en estos seguros privados de salud, en 2018 el desembolso supera los 401 euros, un incremento del 42%. Ese registro equivale a un gasto por persona – entre los que tienen contratados estos servicios – de 161 euros anuales.

En cualquier caso, Baleares y Cataluña siguen siendo las comunidades donde sus habitantes más dinero dedican cada año a seguros privados de salud. En el caso de las islas mediterráneas, el gasto por hogar es de 550 euros, mientras que en Cataluña el desembolso es de 498 euros anuales.

La presencia de Madrid, Baleares y Cataluña al frente de esta lista coincide con la elaborada por la FADSP, quien situó a estas tres regiones entre las definidas con un “elevado grado de privatización”.

Según destaca esta plataforma, los recortes y el “deterioro” de la sanidad pública “continúa siendo el principal incentivo para el crecimiento del sector privado”.

De hecho, según los datos que maneja, los seguros privados sanitarios contaron con un total de 11,51 millones de afiliados. “El gasto de bolsillo ha pasado de ser el 19,5% del gasto sanitario total en 2009 al 24,2% en 2017”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com