Edición testing
25 de junio de 2019, 6:23:03
Mercados

Bancos europeos


El mercado recela de Deutsche Bank ante una posible ampliación de capital

Deutsche Bank, que ha levantado del mercado 30.000 millones en la última década, vale actualmente menos de 13.000 millones en bolsa.

Por E.B.

Nuevas caídas en la bolsa de Frankfurt para Deutsche Bank, que se acerca de nuevo al umbral de los seis euros por acción. Según publica hoy Financial Times, existen serias dudas sobre si el gigante bancario alemán necesitará ampliar capital para acometer una nueva reestructuración y, en caso afirmativo, sobre cómo recaudará el dinero, limitado como se encuentra por su reducida capitalización bursátil.


Las acciones de Deutsche Bank bajaban hoy un 2,76% hasta quedarse en 6,02 euros. Se acerca de nuevo a los mínimos de 5,96 euros que llegó a tocar a principios de mes. La entidad se encuentra trabajando en su revisión estratégica, que de acuerdo con el CEO Christian Sewing incluirá “recortes duros” en el banco de inversión. Sin embargo, según señala el diario británico, los inversores deberán esperar hasta los resultados del segundo trimestre, que no se conocerán hasta finales de julio, para escuchar lo que dice Sewing, y existen dudas sobre si se solucionarán los problemas.

La semana pasada, Fitch Ratings rebajó la calificación de Deutsche Bank hasta ‘triple B’, solo dos escalones por encima del bono basura, advirtiendo que “sería difícil implementar una nueva reestructuración” mientras el banco se ve presionado por los tipos de interés negativos y la continua erosión de la banca de inversión.

De acuerdo con las fuentes consultadas por Financial Times, una limpieza total del banco de inversión podría costar al menos 4.000 millones de euros, con aproximadamente la mitad de esa suma en sus cuentas de inmediato, incluida la indemnización por despido del personal que debería abandonar el banco.

El precio de las acciones de Deutsche hace que resulte poco atractivo cubrir esto mediante la obtención de capital nuevo, una medida que además podría ser vista con malos ojos por los accionistas. El banco ha recaudado en los mercados 30.000 millones de euros desde 2010, con al menos una ampliación por cada uno de los últimos CEO. La cifra se compara con una capitalización bursátil de menos de 13.000 millones de euros.

Los accionistas han otorgado a Deutsche Bank permiso para tres formas diferentes de obtener capital adicional. Tomadas juntas, el banco tiene el derecho de emitir 1.200 millones de nuevas acciones, o el 58% de su cuenta actual de acciones. Por encima de esas cifras requeriría una junta extraordinaria para buscar la aprobación de los accionistas. Según los cálculos del diario británico, suponiendo que el banco ofrece un descuento del 32% sobre el precio de la acción, como lo hizo para atraer a los inversores en 2017, podría levantar del mercado aproximadamente 4.000 millones de euros en acciones y 1.000 millones de euros en bonos convertibles.

“Los accionistas que represento desaprueban totalmente la idea de otro aumento de capital”, avisa Klaus Nieding, vicepresidente de la Asociación Alemana de Protección de Accionistas, un lobby de inversores minoristas, a FT.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com