Edición testing
23 de agosto de 2019, 2:12:27
Economía

Macroeconomía


Los precios de la electricidad y los carburantes hunden siete décimas el IPC

El IPC se situó en su tasa interanual en el 0,8%, siete décimas por debajo del mes de abril, según las cifras definitivas publicadas hoy por el INE.

Por E.B.

El índice de precios de consumo (IPC) cayó siete décimas en su tasa interanual hasta situarse en el mes de mayo en el 0,8%, según las cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que achaca este comportamiento a la caída en los precios de la electricidad y a la menor subida respecto al año pasado de los de los carburantes.


En concreto, la agencia estadística señala que entre los grupos con mayor influencia negativa en la disminución de la tasa anual se encontró el de la ‘vivienda’, cuya tasa descendió más de dos puntos, situándose en el –0,3%, a causa de la bajada de los precios de la electricidad, frente a la subida del año pasado.

Por su parte, el grupo de ‘transporte’ presentó una variación anual del 1,8%, casi un punto y medio inferior a la del mes pasado, debida a que los precios de los carburantes y lubricantes se incrementaron en 2018 más de lo que subieron este mes. También influyó, aunque en menor medida, la disminución de los precios del transporte aéreo de pasajeros, que subieron en mayo del año anterior.

Los precios del ‘ocio y cultura’ registraron una tasa del –1,2%, un punto y medio por debajo de la de abril, a consecuencia, principalmente, del descenso de los precios de los paquetes turísticos, que se mantuvieron estables en 2018.

Por último, el grupo de ‘alimentos y bebidas no alcohólicas’ registró una tasa anual del 0,5%, tres décimas menos que el mes anterior. Influyó en esta disminución que los precios de las frutas subieron menos que en mayo de 2018, y que los precios de las legumbres y hortalizas subieron este mes, frente a la estabilidad del año pasado. Destacaron también, aunque en sentido contrario, los incrementos de los precios del pescado y marisco, que bajaron en 2018, y de la carne, que se mantuvieron estables el año anterior.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuyó dos décimas, hasta el 0,7%, con lo que se sitúa una décima por debajo de la del IPC general.

En su tasa mensual, el IPC subió un 0,2%.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com