Edición testing
23 de agosto de 2019, 2:38:35
Economía

Bancos centrales


La banca europea ha preferido pagar 21.400 millones al BCE antes que dar más crédito

De acuerdo con un informe, las entidades pagan cada día 21 millones al BCE por guardar en sus arcas sus excesos de liquidez.

Por E.B.

En junio de 2014, el Banco Central Europeo (BCE) situó por primera vez en negativo el denominado tipo de facilidad de depósito, el que se aplica a los bancos por los fondos depositados en el banco central. Los tipos negativos tenían por objeto disuadir a los bancos de aparcar el dinero en el BCE en lugar de prestarlo a la economía real, pero más allá del éxito que haya podido tener ese propósito, sí que se ha traducido en que las entidades han pagado la nada despreciable cifra de 21.400 millones de euros a la institución.


El 5 de junio de 2014 el presidente del BCE, Mario Draghi, anunciaba que el tipo de la facilidad de depósito se situaría en el -0,10%. No fue la última rebaja, hasta el actual -0,40%. Eso significa que el banco central lleva ya justo cinco años castigando a las entidades que prefieren dejar ociosos sus excesos de liquidez en la caja fuerte del BCE en vez de prestar el dinero a familias y empresas, y en ese período de tiempo las entidades han pagado 21.400 millones de euros en intereses, de acuerdo con un informe de la plataforma Deposit Solutions que recoge la CNBC.

Sólo en 2018, los bancos europeos pagaron un importe récord de 7.500 millones de euros por su dinero en las arcas del BCE, lo que representa aproximadamente 21 millones de euros diarios. Los bancos alemanes representaron un tercio (33%) del total pagado entre 2016 y 2018, mientras que los bancos franceses pagaron otro 24% y los bancos holandeses un 13%, muestra también este informe, que analiza datos del propio BCE.

Es más, el pago de este dinero al BCE habría tenido un impacto considerable en la rentabilidad de los bancos, suponiendo un 4% de los beneficios en 2018. De nuevo los bancos alemanes fueron los más afectados, con un recorte medio de un 9% de las ganancias. Los costes también estarían aumentando, según el análisis de Deposit Solutions, y los pagos de intereses de los bancos alemanes casi se han duplicado en los últimos tres años.

Las continuas quejas de los bancos por el tipo de depósito en negativo han puesto sobre la mesa el debate para que el BCE introduzca un tipo de depósito escalonado como medida compensatoria para las entidades más penalizadas, aunque por el momento los hombres de Draghi parecen poco dispuestos a adoptar una medida de este tipo.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com