Edición testing
20 de junio de 2019, 13:41:51
Internacional

Guerra comercial


Alemania y EEUU difieren sobre Huawei e Irán durante la visita de Pompeo

Washington está presionando a sus aliados, en pos de la exclusión de la empresa china de la participación en la infraestructura de Internet de alta velocidad.

Por dpa

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, y su homólogo estadounidense dejaron hoy en claro sus diferentes puntos de vista sobre los riesgos de seguridad que entrañan Huawei e Irán, durante la visita del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, a Berlín.


Mientras que el jefe de la diplomacia estadounidense consideró peligroso permitir que el gigante chino de las telecomunicaciones construya infraestructura para redes de datos de alta velocidad 5G, Maas declaró que Alemania posee "elevados estándares de seguridad".

Cualquier compañía que no cumpliera con esas normas quedaría excluida de las licitaciones para construir la red del estándar de telefonía móvil 5G en Alemania, comentó Maas, sin nombrar a Huawei.

Washington está presionando a sus aliados, incluida Alemania, en pos de la exclusión de la empresa china de la participación en el armado de la infraestructura de Internet de alta velocidad, argumentando que la empresa representa un riesgo para la seguridad.

Pompeo señaló este viernes que desea asegurar que las redes de datos por las que fluye información de Estados Unidos son seguras y que China amenaza la seguridad nacional de Estados Unidos, Europa y otras democracias occidentales en todo el mundo.

Estados Unidos teme que Pekín utilice la infraestructura de Huawei con propósitos de espionaje.

El más alto diplomático de Estados Unidos también se reunirá con la canciller germana, Angela Merkel, tres semanas después de posponer abruptamente su primera visita a Alemania desde que asumió el cargo, en lo que algunos interpretaron como un desaire.

Respecto de Irán, Maas apuntó que Alemania tiene "los mismos objetivos", pero "diferentes aproximaciones". Ambas naciones buscan disuadir a Irán de acceder a armas nucleares y asimismo esperan que Teherán responda preguntas sobre su programa de misiles balísticos, manifestó.

Alemania intenta rescatar el acuerdo nuclear con Irán de 2015, que apuntó a que la nación persa frenase el desarrollo de armas nucleares, mientras que Estados Unidos, que ya no es parte de ese convenio, aplica presión sobre Teherán mediante sanciones económicas.

Antes de su partida de Berlín, Pompeo le manifestó a los periodistas que también presionaría a Alemania en otro punto conflictivo en las relaciones de los socios transatlánticos: Los gastos de defensa germanos.

El secretario de Estado norteamericano advirtió que el presidente estadounidense, Donald Trump, aún no está satisfecho con los pequeños incrementos en los gastos de defensa de Alemania.

El republicano Trump acusó reiteradamente a Berlín de sacar ventaja de Estados Unidos al desembolsar demasiado poco dinero en defensa. El mandatario apunta a que Alemania destine el dos por ciento de su producto interno bruto (PIB) a defensa, acorde con una meta consensuada entre miembros de la OTAN.

Durante el año pasado, Berlín desembolsó un 1,23 por ciento de su PIB para gastos de defensa.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com