Edición testing
23 de octubre de 2019, 18:15:15
Hoy en la red

Contenido patrocinado


A la caza de los mejores depósitos en Europa

Acceder a rentabilidades de hasta un 1,3% en un depósito bancario no es posible en España, pero sí en otros países europeos.

Por E.B.

Los depósitos bancarios siguen siendo el instrumento preferido de las familias para gestionar sus ahorros, pero el escenario de bajos tipos de interés ha reducido a la mínima expresión el atractivo de estos productos. Ahora, sin embargo, plataformas como Raisin permiten acceder a oportunidades por toda Europa para poder sacar el máximo jugo posible a este dinero.


Los españoles tenían invertidos 1,075 billones de euros en depósitos hasta marzo. De ellos, 817.300 millones de euros corresponden a familias, mientras que las empresas tienen colocados en este tipo de productos 257.700 millones de euros. El problema es que en el panorama actual es difícil poder sacar provecho a este dinero.

De acuerdo con datos del Banco de España al cierre de marzo (últimas cifras conocidas), los depósitos bancarios a plazo de hasta un año ofrecen una rentabilidad en España de apenas un 0,04%, la misma que las cuentas corrientes. En el caso a los productos a más de dos años, el interés ofrecido de media es de un 0,11%. Es cierto, no obstante, que los bancos españoles son sensiblemente más ‘rácanos’ de lo que son en general las entidades europeas. De media, la banca europea paga una rentabilidad del 0,29% en los depósitos a un año, y de un 0,77% en los plazos por encima de los dos años.

Ante este panorama surgen plataformas como Raisin, que permite a los ahorradores españoles acceder a los mejores depósitos a plazo de toda Europa. Esta plataforma, que cuenta ya con 175.000 clientes en 30 países, permite acceder a depósitos a un año con rentabilidades de hasta un 1,22% y a dos años de hasta un 1,31%.

Hay varias razones por las que se producen estas diferencias. La primera está relacionada con el número de entidades que hay en cada. A mayor número de bancos, mayor competencia y, normalmente, mayor interés. La segunda se debe a la diferencia entre el tipo de interés que los bancos cobran a sus clientes cuando piden préstamos o hipotecas y lo que pagan por sus depósitos. Cuanto más alto sea el interés que obtengan por los créditos mayor será el tipo de interés que pagarán por los depósitos.

Además, existen otras razones individuales por las cuales las entidades ofrecen más rentabilidad por sus depósitos: necesiten captar depósitos debido a los préstamos concedidos, que la entidad se encuentre en un periodo de crecimiento, que quieran ganar cuota de mercado, etc.

Estos depósitos están protegidos por los fondos de garantía de depósitos de los respectivos países, con un funcionamiento similar al español.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com