Edición testing
22 de noviembre de 2019, 8:52:46
Internacional

Guerra Comercial


‘Guerra fría tecnológica’: los gigantes de EEUU se la juegan ante las posibles represalias chinas

La ‘guerra’ entre EEUU y China ya es tecnológica después de que el presidente Trump haya metido en su lista negra a Huawei.

Por Luis Suárez

Los últimos movimientos de EEUU, incluyendo a Huawei en una lista negra que impedirá –dentro de 90 días- que las empresas estadounidenses hagan negocios con ella, no deja lugar a dudas: la guerra comercial ya es una guerra fría tecnológica. Y no ha hecho más que empezar, avisan los analistas, que recuerdan que el mercado de Internet chino es el que más crece y que empresas como Apple, Intel o Qualcomm tienen mucho que perder.


Huawei ha estado en el centro de las fricciones comerciales entre EEUU y China desde hace tiempo, con el arresto en diciembre de la directora financiera de la compañía china, Meng Wanzhou, y con la advertencia del Gobierno estadounidense de veto al equipamiento 5G de Huawei por preocupaciones en materia de seguridad. La semana pasada, el presidente Donald Trump dio un nuevo paso, incluyendo a Huawei y otras 70 empresas en una lista negra que de facto imposibilita que las compañías estadounidenses hagan negocios con ellas.

Aunque el Departamento de Comercio ha dado una tregua de 90 días antes de la entrada en vigor de estas restricciones, Peter Garnry, analista de Saxo Bank, reflexiona que “esto es la señal del inicio de una Guerra Fría en tecnología. El gobierno chino todavía no ha tomado represalias por las actuaciones contra Huawei, pero la respuesta será seguramente proporcional”, avisa.

“Las empresas estadounidenses con una exposición significativa de sus ingresos a China continental y Hong Kong son las que se enfrentan a un mayor riesgo bajista por cualquier escalada adicional en la guerra comercial”, valora el experto de Saxo Bank. En el muy corto plazo, Apple es “un candidato muy probable” para una represalia directa desde Beijing. La compañía de la manzana mordida obtiene en torno al 20% de sus ingresos -52.000 millones de dólares en 2018- de esa región, y por tanto tiene mayor exposición nominal que cualquier empresa de EEUU.

Josep María Tacias, analista de Rentamarkets, coincide en que “la verdadera guerra comercial entre EEUU y China está en el sector tecnológico”. “China quiere dejar de ser la fábrica del mundo a bajo coste y la tecnología juega un papel muy importante en la transformación económica que pretende”. En ese sentido, el veto de EEUU a Huawei –“similar en cuanto a productos a un conglomerado parecido a la suma de Apple, Cisco y Qualcomm” señala Tacias-, puede tener “efectos muy negativos” en las propias compañías estadounidenses del sector de semiconductores y componentes al ser proveedores de Huawei.

A su vez, esto puede tener derivadas en otros sectores, como la automoción. “Sin que China haya tomado represalias, los efectos adversos ya se notan en la capitalización bursátil de las compañías tecnológicas a nivel global”, apunta el analista.

Por su parte, Robert L. Horton, de Lazard Asset Management, recuerda que el mercado de Internet es “inmenso” en China “y en fase de crecimiento”. Por ejemplo, el mercado chino contaba con 500.000.000 usuarios de Internet en móviles en 2013, cifra que ha aumentado desde entonces hasta los 812.000.000. En ese sentido, “las tensiones comerciales en el sector tecnológico podrían afectar negativamente a compañías a nivel mundial”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com