Edición testing
19 de julio de 2019, 8:05:09
Economía

Elecciones 26M


Podemos pone sobre la mesa una macro-reestructuración de la deuda europea a través del BCE

La formación plantea en su programa a las europeas que el BCE reestructure y mutualice aquella parte de la deuda pública de todos los países del euro que exceda el 60% del PIB.

Por Gustavo García

La defensa de Podemos de una reestructuración de la deuda pública no es nueva. En su programa a las pasadas elecciones al Parlamento Europeo ya esbozaba esta idea. Sin embargo, en su 'oferta' a los ciudadanos de cara a los comicios en el viejo continente del 26 de mayo da más detalles al respecto. La formación de Pablo Iglesias defiende en su programa a las europeas un acuerdo para que el BCE “reestructure y mutualice aquella parte de la deuda pública de todas las economías de la zona euro que exceda el 60% del PIB”.


Bajo el titular “reestructuración de la deuda para poder gobernar nuestro futuro”, Podemos sostiene que la agenda política europea “sigue precisando de un mecanismo de desendeudamiento global”. Ante esto, aboga por la celebración de una Conferencia Europea de la Deuda en la que impulsar un pacto para que la institución que preside Mario Draghi lleve a cabo la mencionada reestructuración de la deuda.

“Esto podría hacerse”, explica la formación morada, “mediante un canje de los bonos actuales por otros nuevos, adquiridos por el BCE al valor nominal con un tipo de interés del 0% y con el objetivo de mantenerlos a perpetuidad en su balance”. “Este proceso de reestructuración no conllevará transferencias interterritoriales de renta y permitirá ahorrar a España unos 42.000 millones de euros en el pago de intereses en los próximos cinco años”, afirma este partido.

Esta medida se enmarca dentro del epígrafe 'Inversión pública y política fiscal al servicio de la transformación europea', en el que también se plantea la creación de un Fondo Europeo para la Transición Energética, la Economía de los Cuidados y la Digitalización y unos eurobonos para financiar la transformación productiva de Europa. Asimismo, se aboga por reformar “en profundidad las actuales reglas fiscales”. “Se renunciará a establecer de forma arbitraria los mismos objetivos o límites al déficit público para todos los países y se reconocerá que las políticas fiscales (y no solo las de recortes) pueden desempeñar también un papel estabilizador”, recoge el programa.

Asimismo, Podemos defiende una “coordinación fiscal europea para evitar la competencia entre Estados”. “Algunos impuestos, como el de sociedades o aquellos para el nuevo entorno digital, requieren una normativa común a escala europea para evitar la competencia o el dumping fiscal entre Estados, que termina erosionando la recaudación y perjudicando a la mayor parte de la población de la UE”, afirma esta formación. Ante esto, propone establecer “unos estándares mínimos comunes para el impuesto sobre sociedades y se armonizarán los sistemas de retenciones fiscales en origen con un tipo mínimo efectivo de 20 puntos en todos los países de la UE, así como el límite de las deducciones de impuestos a inversiones ecológicas en un porcentaje que no exceda el 5%”.

En cuanto a los gravámenes, se recoge la creación de un “impuesto europeo para operaciones de la economía digital que grave en un 3% su facturación, teniendo en cuenta el número de usuarios, y que suponga el pago de impuestos por los beneficios obtenidos en Europa en un porcentaje equivalente a la presencia que estas empresas tienen en el espacio digital europeo”.

Una Europa sin paraísos fiscales y con una fiscalidad justa, “promoviendo la creación de una Agencia Fiscal Internacional y de un impuesto global sobre las grandes fortunas”, junto a un plan de choque integral “para luchar contra el fraude fiscal en la UE y fuera de ella”, aparecen en la 'oferta' de Podemos para estas elecciones.

Salario mínimo “digno” de 1.200 euros y seguro de desempleo

La formación morada también tiene claro que tiene que haber “una mejora suficiente de los salarios y de las condiciones de trabajo”. Esta pasa, entre otras cosas, por hacer obligatoria la “recomendación de la Carta Social Europea para que el salario mínimo alcance en todos los países al menos el 60% del salario medio”. Esto se traduce en 1.200 euros al mes en España.

Junto a esto, Podemos plantea la “creación de un seguro de desempleo europeo” y un Estatuto Europeo del Trabajo, que establecerá un “suelo de derechos” con el que igualar “la situación de los trabajadores y las trabajadoras de los distintos Estados para evitar la competencia y el perjuicio que esto les causa a todas las personas que trabajan”.

El problema de las pensiones no es ajeno a Podemos, que llama a establecer en la UE medidas “para garantizar que los Estados cumplen con su obligación de dar acceso a unas pensiones suficientes y actualizadas para hacer posible una vida digna”. En particular, habla de poner en marcha una “estrategia europea para elevar las pensiones más bajas, que nunca podrán situarse por debajo del umbral de la pobreza, y para reducir la brecha de género en las pensiones, derivada de las discriminaciones acumuladas durante décadas contra las mujeres”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com