Edición testing
24 de octubre de 2019, 4:36:29
Internacional

Bancos europeos


Los escándalos y el portazo a Commerzbank ponen en la picota a la cúpula de Deutsche Bank

Los asesores de voto ponen contra las cuerdas al presidente y a otros directivos del banco ante la junta de accionistas del próximo día 23.

Por E.B.

Deutsche Bank celebrará el próximo 23 de mayo su junta de accionistas, y todo parece indicar que la cita será más bien calentita para la actual cúpula del banco alemán, tras los últimos escándalos en los que se ha visto involucrado y el portazo a la fusión con Commerzbank que había ocupado los titulares en los últimos meses.


Así al menos se desprende de lo que han estado desgranando en las últimas semanas los asesores de voto, que parecen respaldar un voto de protesta de los accionistas contra el equipo directivo. El último, ECGS, que aboga por una moción de desconfianza para Paul Achleitner en su cargo de presidente del consejo de supervisión del banco.

Expresa su preocupación por el “tratamiento de las cuestiones de personal, incluso después de que BaFin [regulador bancario alemán] y otras autoridades supervisoras consideraran necesario ordenar el nombramiento de un auditor especial para supervisar el progreso de la empresa en la lucha contra las transacciones ilegales”. “Consideramos que un cambio en el puesto de presidente es útil para que la empresa pueda desarrollar una nueva y coherente estrategia de negocio y, en consecuencia, recomendamos apoyar la propuesta de retirada”, añade en un comunicado recogido por Financial Times.

ECGS también aconseja a los accionistas que apoyen un voto de desconfianza para la jefa de asuntos regulatorios de Deutsche, Sylvie Matherat, para el director general de riesgos, Stuart Lewis, y para el responsable del banco de inversiones, Garth Ritchie.

La semana pasada, otra firma asesora, Glass Lewis, ya apuntó que los accionistas de Deutsche Bank deberían votar en contra de la ratificación de los consejos de administración y supervisión de la entidad.

El enfoque de Deutsche Bank respecto al riesgo legal ha mejorado y ha abordado rápidamente los informes negativos de la prensa o de los reguladores, considera Glass Lewis. No obstante, el asesor menciona la preocupación de que las investigaciones iniciadas el año pasado puedan suscitar dudas sobre si el banco debe seguir trabajando para garantizar la eficacia de los controles internos.

“Es difícil pasar por alto el descenso del precio de las acciones de la compañía y su participación en investigaciones adicionales durante el pasado año fiscal, así como el preocupante desempeño de ciertas divisiones de negocios”, apuntó. “Además, creemos que puede haber cierta preocupación entre los accionistas con respecto a las prácticas de remuneración de los ejecutivos de la compañía en el último ejercicio fiscal, así como a la forma en que se llevó a cabo el cambio de director general”. El asesor recomienda que los accionistas se abstengan de votar sobre la propuesta de retirar a Paul Achleitner del consejo de supervisión.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com