Edición testing
18 de junio de 2019, 22:36:43
Nacional

Elecciones generales


Los indecisos marcan las elecciones más inciertas

Los ciudadanos están llamados este domingo a unas elecciones generales marcadas por los indecisos y las llamadas a la movilización.

Por Gustavo García

Casi 37 millones de ciudadanos están llamados este domingo a votar en las elecciones generales, de los que más de 2 millones son españoles residentes en el extranjero, para los que no siempre es fácil ejercer su derecho a voto. Estos comicios están marcados por los indecisos, que se han convertido en el 'objeto de deseo' de los partidos durante esta campaña. Los líderes de todas las formaciones han apelado estos días al “voto útil” y a la movilización de los electores. Y es que, cuatro de cada diez admitía hace unas semanas que aún no sabía a quién iba a apoyar en las urnas.


Según el macrobarómetro electoral publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un 41,6% de los votantes no había decidido aún el sentido de su voto. Ante la pregunta “¿Entre qué partidos u opciones duda Ud.?” un 11,9% dudaba entre decantarse por la papeleta del PP o la de Ciudadanos, un 9,1% entre la del PSOE o la de Podemos, y un 8,9% entre PSOE y Ciudadanos.

Entre estos indecisos, aquellos que más dudas tenían eran los votantes del PP. Un 42,1% de aquellos que confiaron en Mariano Rajoy no sabían si repetir y votar a los populares que encabeza Pablo Casado o hacerlo por Albert Rivera y los suyos. Asimismo, entre los electores populares también había un 13,4% que vacilaba con pasarse a Vox, tal y como mostraba la mencionada encuesta.

Esta situación se repitía, aunque en menor grado, en otros partidos. El 21,2% de los que votaron a al PSOE en las pasadas generales dudaban si hacerlo ahora de nuevo o confiar en Ciudadanos. Y al contrario pasaba lo mismo, prácticamente el mismo porcentaje se debatía entre cambiar del naranja al rojo en esta cita en las urnas.

Estos últimos días de campaña el discurso ha sido el mismo sin importar el partido. “Tenemos que apretar el ritmo, convencer a los indecisos y decirles que la única propuesta sensata es la del PSOE”, afirmaba el presidente del Gobierno y candidato del PSOE a la reelección, Pedro Sánchez, tras su debate a cuatro en RTVE. Los mensajes a este colectivo se han sucedido en los múltiples actos protagonizados por el socialista. De esta manera, ha trasladado a los electores con dudas que “si queremos avanzar, si queremos futuro, hay que votar al PSOE, tenemos que unirnos todos entorno al PSOE”.

El líder del PP, Pablo Casado, por su parte, ha apelado estas dos semanas al “voto unido”. Y lo ha hecho dirigiéndose directamente al simpatizante de Ciudadanos y Vox. “Si no quieren que España se fracture ni que haya una crisis de caballo como en 2008 la única opción válida que aglutine los votos en escaños es la del PP”, defendió el viernes desde Valencia. La estrategia del popular se ha centrado en alertar al electorado de derechas de que si apuesta por la papeleta naranja o la verde “a lo mejor se hace un favor a Sánchez”, ya que se fragmentaría el voto.

Votar al Partido Popular es “el único camino para la España que quieres”, ha llegado a defender Génova en varios vídeos electorales.

La estrategia de la movilización ha protagonizado también la campaña de Albert Rivera y Pablo Iglesias, que quieren ser claves en la configuración del nuevo gobierno. “Llamo a la movilización de todos los españoles el 28A para echar a Sánchez de la Moncloa”, afirmaba el líder de Ciudadanos el viernes en una entrevista en la Cope. El secretario general de Unidas Podemos ha alertado estos días sobre la amenaza de un acuerdo PSOE-Ciudadanos.

A la espera de que esta noche se conozcan los resultados cada partido afronta estos comicios de una manera.

Sánchez, ante la euforia de las encuestas

Las encuestas de las últimas semanas han dado alas al PSOE, que se ve como primera fuerza en votos en los comicios de este domingo. El mencionado macrobarómetro del CIS otorgaba a los socialistas una cómoda victoria en las generales. El partido liderado por Pedro Sánchez obtendría el 30,2% de los votos y entre 123 y 138 escaños, el doble que el PP, que sería segunda fuerza con el 17,2% de las papeletas y entre 66 y 76 'sillones' en el Congreso.

Los socialistas tendrían varias opciones para llegar a la mayoría absoluta en la Cámara baja. Una de ellas, sumar con Unidas Podemos. La otra pasaría por Ciudadanos. Lo que sí parece claro es que Sánchez estaría en posición de superar la barrera de los 110 parlamentarios que consiguió Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011.

La sombra de la debacle se cierne sobre Casado

Estas son las primeras elecciones generales a las que se presenta Pablo Casado desde que fue elegido sucesor de Mariano Rajoy. Y los augurios no son nada halagüeños. El PP sufriría, según los sondeos, un auténtica sangría de votos en esta cita en las urnas y se despediría de gran parte de los diputados que tenía en el Congreso la pasada legislatura.

Hay quien cifra en medio centenar la pérdida de representantes en la Cámara baja. De ser así sería una auténtica debacle para los populares. La sombra de cosechar el peor resultado del PP sobrevuela sobre Casado, cuya 'limpia' en el partido de dirigentes de la 'vieja guardia' y del 'sorayismo' le podría pasar factura. Una de las salidas del dirigente popular pasaría porque diesen los números para repetir a nivel nacional la alianza de la derecha suscrita en Andalucía

Un gobierno de izquierdas, la meta de Unidas Podemos

Tras meses sumido en una profunda división, con marchas como la de Íñigo Errejón y Carolina Bescansa, la formación morada ha recuperado aire en la recta final de la campaña. Los dos debates a cuatro, tanto el de RTVE como el de Atresmedia, han aupado a Pablo Iglesias, que ha mostrado su lado más moderado.

El líder Unidas Podemos quiere que de estas elecciones salga un gobierno de izquierdas que esté formado por miembros de su partido. Quiere un hueco en el próximo Ejecutivo. Así lo ha venido defendiendo en sus últimas declaraciones públicas, en las que ha alertado en torno a la posibilidad de que Sánchez y Rivera lleguen a un acuerdo pese al cordón sanitario impuesto por Ciudadanos. Iglesias no se fía de los socialistas y ha llamado al voto para que el PSOE no caiga de nuevo en la tentación de tender la mano a los naranjas.

Ciudadanos marca distancias con el PSOE para dar el sorpasso al PP

“Solo habrá cambio en España si este domingo salimos a votar en masa con papeletas naranjas”. Así lo manifestó el líder de Ciudadanos este viernes en Valencia antes de concluir la campaña electoral. El dirigente naranja se ha caracterizado por un tono bronco, especialmente contra Pedro Sánchez, tal y como se puso de manifiesto en los dos debates.

Los ataques de Rivera al presidente del Gobierno, así como las respuestas de este último, desechan cualquier posibilidad de un hipotético acuerdo tras las elecciones. Más aún después del cordón sanitario impuesto por la formación naranja a los socialistas. Los planes de Rivera pasan por un 'sorpasso' al PP y lograr su apoyo, así como el de Vox, en una investidura.

Vox, la gran incógnita

El 'quinto elemento' en estos comicios es Vox. Nadie niega a estas alturas que el partido de ultra derecha estará en el Congreso en la próxima legislatura. La duda es con cuántos diputados. Las encuestas varían dependiendo de la semana. ¿20 escaños? ¿30? ¿40? El resultado, la noche del domingo. Lo que sí está claro es que los de Santiago Abascal han conseguido hacerse un hueco en el tablero político tirando de medidas polémicas y han hecho mella a PP y Ciudadanos, de los que nutre gran parte de sus simpatizantes.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com