Edición testing
18 de julio de 2019, 15:02:30
Nacional

Madrid


Con maletas y de luto: Los vecinos de Lavapiés y Letras protestan contra la turistificación

El movimiento vecinal denuncia que Garrido deja la presidencia sin frenar la plaga de pisos turísticos que expulsa a los residentes de sus barrios.

Por E.B.

Las asociaciones vecinales Sol y Barrio de Las Letras y La Corrala de Lavapiés, junto al colectivo ‘Lavapiés ¿Dónde Vas?, convocan a su vecindario a salir esta tarde a la calle para denunciar lo que consideran “inacción del Gobierno regional en la regulación de las Viviendas de Uso Turístico”. Las entidades vecinales quieren despedir a Ángel Garrido como se merece y para ello han organizado una marcha que saldrá a las 19:00 de la plaza de Jacinto Benavente y a la que piden a los manifestantes que acudan con maletas y vestidos de luto”.


La manifestación con el lema “No a la turistificación de nuestras casas y barrios” transcurrirá por las calles Huertas y León y la plaza de Antón Martín, para continuar a continuación por la calle Magdalena y descender hasta la plaza de Lavapiés por la calle Ave María. “Un plagado de pisos turísticos y otro tipo de alojamientos que, poco a poco, están transformando la zona en un auténtico parque temático para el turismo, expulsando a buena parte de su población residente”, según indica la Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM) en un comunicado.

“Garrido ya está haciendo las maletas y aquí nos deja turistificados; antes de irte, ten al menos la decencia de solucionar el fiasco que habéis generado con las Viviendas de Uso Turístico”, le espetan los grupos convocantes de la protesta, muy críticos también con el nuevo Plan Especial de Hospedaje (PEH) aprobado recientemente por el Ayuntamiento de Madrid, que consideran absolutamente insuficiente para solucionar el problema. Haciendo notar que el requisito estrella del plan de Manuela Carmena -la obligación de que las VUT tengan un acceso independiente, ya aparece en las Normas Urbanísticas del PGOUM de 1997- “y lo que realmente necesitamos es un incremento de los servicios de inspección y control y un aumento de las sanciones para que estos pisos se puedan cerrar”, en palabras de Vicente Pérez Quintana, responsable de Urbanismo y Vivienda de la FRAVM.

A las asociaciones que impulsan la manifestación no les “parece serio ni respetuoso con la vecindad que la Comunidad de Madrid mantenga que por debajo de 90 días un piso turístico no se pueda considerar Vivienda de Uso Turístico, ni por tanto quedar sometido a la legislación y normativas existentes, o que la Comunidad de Madrid elimine el registro de estas viviendas de hospedaje, rompiendo con ello cualquier control y, lo que es peor, llevándolas a un mayor nivel de opacidad y aumentando, más si cabe, el despropósito para una actividad que ya ha demostrado con creces ser nociva para los y las vecinas de los barrios afectados”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com