Edición testing
14 de noviembre de 2019, 22:45:31
Economía

Bancos centrales


Aviso de los analistas: “Los bancos tienen problemas mucho mayores que los tipos negativos”

Los expertos recuerdan que os beneficios bancarios han aumentado durante el período de tipos de interés negativos.

Por Luis Suárez

El pasado miércoles los bancos europeos vivieron su mejor jornada en bolsa en un mes ante los rumores de que el Banco Central Europeo (BCE) podría escalonar en diversos tramos el tipo de depósito, actualmente en el -0,40%. Sin embargo, sólo un día después volvieron a desfondarse. Los analistas consideran que una medida de este tipo no sólo no sería la panacea para el sector financiero, sino que de hecho podría complicar que la política monetaria se transmita a la economía real, es decir, a familias y empresas.


“No vemos que se avecine una acción inminente”, avisa Nick Kounis, analista de ABN Amro, “En la superficie hay pocas pruebas de que los tipos de interés negativos hayan obstaculizado el mecanismo de transmisión”, reflexiona este experto. De hecho, “los beneficios bancarios han aumentado durante el período de tipos de interés negativos”. Los márgenes se han mantenido “bastante resistentes”, mientras que las provisiones han descendido “hasta niveles históricamente bajos”.

Al tiempo que los costes de financiación mayorista han disminuido, el impacto en los ingresos por intereses “puede tardar algún tiempo en materializarse plenamente, dado que una proporción significativa de la deuda viva es a largo plazo y a tipos fijos”. Así que “el impacto adverso puede llegar con el tiempo, pero aún no hemos llegado a ese punto”, señala el analista de ABN Amro.

Los analistas de otro banco holandés, ING, abundan en la misma idea “En la actualidad, la rentabilidad de los bancos se enfrenta a retos mucho mayores que la tasa de depósito negativa, y un sistema de escalones no hará que un banco no rentable de repente sea rentable”, avisan en un informe.

Para ING, los comentarios del BCE van más en la línea de que la institución demuestre “que no se está quedando sin munición” que de otra cosa. De hecho, la introducción de un sistema escalonado podría, por un lado, “complicar la transferencia de la política monetaria a la economía real, dependiendo de los detalles técnicos de dicho sistema”; y por el otro, “percibirse como otro ‘almuerzo gratis’ para el sector bancario”. “Si bien un sistema de niveles abriría la puerta a nuevos recortes de tipos de interés, estos recortes se considerarían principalmente como manipulación de los tipos de cambio en lugar de apoyar el canal de préstamos bancarios”.

Beneficios de los tipos negativos

Marco Troiano, responsable de calificación de Instituciones Financieras de Scope Ratings, recuerda además que los bancos también se han beneficiado de los tipos negativos. “Suelen quejarse del impacto negativo en sus ingresos, lo que es cierto”, pero “lo que a veces no mencionan es que los bajos tipos de interés les ayudan por el lado de la calidad de los activos”, explica este experto: cuando hay que financiar un gran volumen de préstamos en mora, por ejemplo, los bajos tipos de interés hacen más fácil mantenerlos durante más tiempo. Incluso cuando se venden las carteras de préstamos fallidos, el nivel de mercado de los tipos de interés determina las condiciones de financiación para los compradores y, por tanto, el precio que están dispuestos a pagar.

“Si los tipos de interés hubieran sido más elevados, los bancos españoles e italianos habrían tenido más dificultades para vender activos improductivos”, apunta Troiano.

Otro aspecto que destaca el experto de Scope Ratings es la sostenibilidad de la deuda pública. “Italia y España tienen grandes saldos de deuda pública, y los bancos italianos y españoles siguen estando muy expuestos a su deuda soberana interna. Si los tipos fueran más elevados, los gobiernos tendrían más dificultades para mantenerse al día con respecto a sus deudas, lo que a su vez aumentaría el riesgo en las carteras de bonos de los bancos”.

Opciones sobre la mesa

El pasado miércoles, el presidente del BCE, Mario Draghi, abrió la puerta a tomar medidas para “mitigar los efectos secundarios” de los tipos negativos, sin dar muchos detalles. Poco después, Reuters daba una idea de lo que podría estar pensando el responsable de la política monetaria europea: un sistema escalonado del tipo de depósito, actualmente en el -0,40%.

Este sistema, según recuerda Kounis, se aplica, por ejemplo, en Japón y Suiza. “Actualmente, el BCE aplica el tipo de interés de los depósitos (-0,4%) a todos los excedentes de liquidez. Sin embargo, podría fijar los tipos de interés de mercado (empezando por el EONIA) al tipo de interés de depósito, incluso cobrando sólo una parte del exceso de liquidez al tipo de depósito, y el resto al tipo de refinanciación”.

Esto se debe a que el nivel de exceso de liquidez es muy superior al nivel necesario para anclar el tipo interbancario a un día al tipo de interés de los depósitos. El nivel actual de exceso de liquidez se sitúa en torno a los 1,85 billones de euros, pero es probable que sólo se necesiten unos 200.000 millones para fijar los tipos interbancarios, cree ABN Amro. Por lo tanto, el BCE podría aplicar el tipo de interés de los depósitos únicamente a las reservas excedentarias, lo que reduciría el coste para el sistema bancario en unos 6.500 millones de euros al año.

No sería la única opción sobre la mesa. Otra alternativa consistiría en “subvencionar a los bancos” mediante tipos aún más negativos en las subastas de liquidez barata (TLTRO). El tipo de interés de los préstamos de los TLTRO podría ser más negativo que el de la facilidad de depósito. “La objeción en este caso sería que las entidades de crédito podrían realizar operaciones de ‘carry trade’ dentro del Eurosistema”, tomando dinero prestado en la subasta y colocándolo posteriormente en la facilidad de depósito. “Esta sería la menos probable de las dos medidas, un paso que el BCE daría en un escenario macroeconómico más extremo”, concluye Kounis.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com