Edición testing
16 de julio de 2019, 0:52:28
Internacional

Brexit


Bruselas ve “cada vez más probable” que haya un Brexit sin acuerdo

La Comisión Europea ha concluido sus preparativos para hacer frente a una salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo.

Por E.B.

La Comisión Europea considera “cada vez más probable” que Reino Unido acabe abandonando la Unión Europea sin llegar a un acuerdo el próximo 12 de abril, por lo que ya ha concluido “sus preparativos” para hacer frente a esta salida si finalmente se da un Brexit “sin acuerdo”.


En un comunicado remitido hoy, Bruselas “sigue apoyando a las administraciones en sus propios preparativos e insta a todos los ciudadanos y empresas de la UE a que sigan informándose sobre las consecuencias de una posible situación de ‘no auerdo’ y a que completen su preparación. “Aunque no es deseable un escenario de ‘no acuerdo’, la UE está preparada para ello”, destaca.

A petición de la primera ministra, Theresa May, el Consejo Europeo acordó el pasado jueves prorrogar la fecha de salida del Reino Unido hasta el 22 de mayo de 2019, siempre que la Cámara de los Comunes apruebe el ‘Acuerdo de Retirada’ a más tardar el 29 de marzo de 2019. Si el Parlamento británico no aprueba el acuerdo para entonces, el Consejo Europeo ha acordado una prórroga hasta el 12 de abril de 2019. En ese caso, se espera que el Reino Unido indique el camino a seguir antes de esa fecha.

En un escenario de Brexit duro, Reino Unido se convertirá en un tercer país sin ningún tipo de acuerdos de transición, lo que, “evidentemente, causará importantes trastornos a los ciudadanos y a las empresas”.

En tal caso, las relaciones de Reino Unido con la UE se regirían por el Derecho internacional público general, incluidas las normas de la Organización Mundial del Comercio. La UE deberá aplicar inmediatamente sus normas y aranceles, incluyendo “controles y comprobaciones de las normas aduaneras, sanitarias y fitosanitarias y la verificación del cumplimiento de las normas de la UE”. A pesar de los considerables preparativos de las autoridades aduaneras de los Estados miembros, “estos controles podrían causar retrasos significativos en la frontera”, reconoce el Ejecutivo comunitario. Las entidades británicas también dejarían de tener derecho a recibir subvenciones de la UE y a participar en los procedimientos de contratación pública de la UE en las condiciones actuales.

Del mismo modo, los ciudadanos del Reino Unido ya no serán ciudadanos de la Unión Europea. Serán objeto de controles adicionales cuando crucen las fronteras de la Unión Europea. Una vez más, los Estados miembros han hecho preparativos considerables en los puertos y aeropuertos para garantizar que estos controles se realizan de la forma más eficaz posible, “pero pueden, sin embargo, causar retrasos”.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com