Edición testing
20 de julio de 2019, 16:02:46
Hoy en la red

Contenido patrocinado


Qué comisiones te puedes ahorrar con las cuentas sin comisiones

Existen múltiples tipos de comisiones sobre los temas más variopintos.

Por E.B.

En estos tiempos de baja rentabilidad del dinero, el cargo de comisiones para todo tipo de operaciones bancarias se ha vuelto un ingreso alternativo para las entidades bancarias. Esa tendencia se ha visto frenada relativamente por una política comercial de diversos bancos que intentar acaparar a la gran cantidad de clientes descontentos con estos gastos extraordinarios y a veces difícilmente justificables, y que han lanzado cuentas sin comisiones. Vamos a ver en este artículo los principales tipos de comisiones bancarias existentes y qué comisiones te puedes ahorrar con las cuentas sin comisiones.


Tipos de comisiones bancarias

Existen múltiples tipos de comisiones sobre los temas más variopintos. Es evidente que cualquier profesional necesita repercutir los gastos originados por el servicio prestado a los clientes, pero los bancos se han hecho impopulares debido a la gran cantidad de comisiones que han establecido en sus servicios, algunas de ellas de difícil justificación.

Entre estas últimas está la comisión o gasto establecido por algunas entidades a la hora de hacer constar el nombre de la persona que hace el ingreso si este se realiza en una cuenta que no es de su propiedad. Este concepto puede ascender hasta 10 euros, como en el caso del Banco de Santander. Además, hay que tener en cuenta que esta comisión es fija, independientemente del importe a ingresar, por lo que si un grupo de padres quiere organizar una excursión para sus hijos y tienen que ingresar 10 euros en la cuenta del colegio o del club de fútbol que la organiza, por ejemplo, tendrán que duplicar su inversión debido a esta comisión, y el banco obtendrá unos beneficios desproporcionados en comparación con el “coste” que supone que el empleado teclee en el momento del ingreso el nombre del padre en cuestión.

Regulación de las comisiones bancarias

Esta situación se da debido a que el Banco de España, el órgano encargado de regular los servicios bancarios en el país, no limita o impide el establecimiento y uso de las comisiones bancarias, sean por le importe que sean. Existen algunas excepciones a esta situación, como la conocida comisión por amortización anticipada en los préstamos hipotecarios, ya sea parcial o total, que sí está regulada. Actualmente, para préstamos formalizados a partir de diciembre de 2.007 con tipo de interés variable, dicha comisión es de 0,50% en los 5 primeros años y 0,25% después.

Comisiones bancarias que pueden ser suprimidas en las cuentas sin comisiones

Las cuentas sin comisiones pueden conseguirse a través de los bancos online, que las ofrecen sin tener que cumplir ningún requisito, o de cuentas nómina en cualquier banco, que permiten eludir los gastos a cambio de la domiciliación de tus ingresos. A continuación vamos a ver qué cargos puedes evitar con las cuentas sin comisiones:

Comisión por mantenimiento de la cuenta

La más habitual, justificada por los servicios prestados de custodia del capital depositado en el banco y la realización de los registros contables necesarias para mantener la cuenta actualizada. Habitualmente, esta comisión es una cantidad fija que se cobra anual o trimestralmente, y varía de una entidad a otra, pero suele rondar entre los 27 y 48 euros anuales.

Comisión por realización de transferencias

Otra comisión muy habitual a tener en cuenta. En la mayoría de los casos estas transferencias son gratuitas entre cuentas de la misma entidad, pero suelen tener un recargo en el resto de los casos. Como en las comisiones de mantenimiento, su importe varía de una entidad a otra y pueden abarcar diversos sistemas que van desde un porcentaje del dinero transferido que puede llegar hasta el 0,35%, hasta la fijación de unos mínimos por operación, que llegan a 3 o 4 euros, así como una combinación de ambos parámetros.

Comisión por uso de las tarjetas de pago emitidas por el banco

- Comisión de emisión y de renovación. En el acto de solicitud de la tarjeta de crédito se puede generar una comisión por emisión de la misma. En muchos casos los bancos las otorgan sin este cargo, pero mantienen la de renovación que se aplica en el momento del vencimiento de la tarjeta.

- Comisión por duplicado. La obtención de un duplicado debido a un extravío o a cualquier otra circunstancia puede ser gravada con una comisión por duplicado.

- Comisión por mantenimiento de la tarjeta. Las tarjetas de débito son más susceptibles de ser gratis, pero las de crédito pueden tener una comisión anual de mantenimiento. Dependiendo del tipo de tarjeta que tengas y las prestaciones que esta otorgue su importe puede variar desde 18 euros en las más sencillas hasta 50 euros las superiores.

- Comisión al realizar reintegros en efectivo. También varía según la entidad, pero como ejemplo podemos poner el de la tarjeta Visa Platinum de Ibercaja, que genera una comisión por este concepto de un 4% con un mínimo de 4 euros.

- Comisión por reintegros realizados en el extranjero. Esta disponibilidad de dinero en efectivo también puede ser gravada con comisiones al obtener dinero en el extranjero, normalmente superior a la establecida para el territorio nacional.

- Comisiones por pagos en divisas. El pago realizado en monedas diferentes al euro genera una comisión por pago de divisas.

Cuenta sin comisiones

A pesar de este panorama inicial desolador, en cuanto al número e importe de comisiones bancarias, existe una tendencia en la política comercial de ciertos bancos de generar un grupo de productos, cuentas y tarjetas, carentes de las comisiones más habituales. Esto nos permite, en muchos casos, disponer de una cuenta sin ningún gasto por su mantenimiento ni por las operaciones más habituales que realizamos.

Ejemplo de cuenta sin comisiones

Openbank dispone de un pack interesante sin comisiones en el que se incluye tanto la cuenta corriente Open como una tarjeta de débito libres de comisiones y gastos. Es decir, no existe comisión de mantenimiento por ninguno de los productos, ni se cobran comisiones por las transferencias realizadas en euros en la comunidad europea. La apertura y el cierre de la cuenta son gratis, así como como la contratación y la renovación de la tarjeta de débito para el primer titular. El banco permite realizar reintegros gratuitos en la red de cajeros del Banco Santander y Banco Popular con 7.500 cajeros. También es gratis la domiciliación de los recibos y de la nómina, en su caso.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com