Edición testing
24 de octubre de 2019, 3:39:19
Economía

Bancos centrales


Los expertos avisan: el fin de los tipos negativos no será un alivio para la banca europea

Los analistas de HSBC apuestan por otra ronda de subastas de liquidez baratas como una mejor alternativa.

Por Luis Suárez

En 2014, el Banco Central Europeo (BCE) se convirtió en uno de los primeros grandes responsables de política monetaria en situar los tipos de interés en terreno negativo, al poner el denominado tipo de depósito por debajo del umbral del 0%. El movimiento ha provocado desde entonces amargas quejas de los bancos, que no encuentran modo de aumentar su rentabilidad, pero el fin de esta política podría no ser la panacea, empiezan a advertir los expertos.


Aunque el BCE todavía no ha dado indicación alguna de que vaya a elevar el tipo de depósito, actualmente en el -0,40%, los rumores se han visto alimentados desde el pasado mes de diciembre a raíz de unas crípticas -como siempre- declaraciones de Mario Draghi en las que aseguró que “estamos monitoreando cuidadosamente si las bajas tasas de interés afectan la rentabilidad de los bancos y en qué medida”.

Esto fue interpretado por los analistas de Deutsche Bank como una posible pista para una subida del tipo de depósito, o incluso de un movimiento algo menos ortodoxo: que el BCE establezca una tasa de depósito 'por niveles', es decir, que las reservas bancarias por debajo de determinado nivel estuviesen exentas de pagar a la institución. Esto tendría muchas similitudes con una subida única de los tipos en términos de reducción de los costes de los bancos, pero un impacto menos pronunciado en las condiciones financieras.

Sin embargo, en un informe más reciente los analistas de HSBC consideran que un movimiento de este tipo no ayudará a los bancos más necesitados.

Dado que la liquidez no está distribuida uniformemente en toda la región, un sistema de dos niveles beneficiaría sobre todo a los bancos con muchas reservas del núcleo de la eurozona y “no a los que tienen dificultades en la periferia”, apuntan los expertos del banco británico en una nota recogida por Bloomberg. Una subida general de los requisitos de reservas tampoco es una opción atractiva porque puede obligar a algunos bancos a desapalancarse.

HSBC argumenta que el BCE obraría de un modo mejor “asegurando que los fondos lleguen a donde se necesitan”, es decir, ofreciendo otra ronda de subastas de liquidez barata a los bancos, una decisión que estos expertos esperan que se tome en marzo. “Los TLTRO pueden ser vistos como un medio para facilitar la transferencia de la tasa negativa de depósitos a la economía real, reduciendo el riesgo de que el canal de transmisión monetaria se rompa”, apunta HSBC.

Tipo de depósito

La facilidad de depósito o tipo de depósito es la que paga el BCE a los bancos por guardar en la institución sus excesos de liquidez. En el momento en que se situó en negativo, el BCE pasó a cobrar a las entidades.
EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com