Edición testing
20 de septiembre de 2019, 22:42:08
Economía

Presupuestos


La AIReF se suma a las críticas del Banco de España a los Presupuestos del Gobierno

La autoridad fiscal considera que el Estado recaudará mucho menos de lo previsto con la ‘tasa Tobin’ y la ‘tasa Google’.

Por Luis Suárez / Consoli Madruga

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha sembrado hoy algo más que serias dudas sobre la capacidad del Gobierno de cumplir con los objetivos de déficit público: frente al 1,3% del PIB fijado como meta, la institución calcula más bien un 1,6%, en buena parte porque no se cumplirá la recaudación prevista en los nuevos impuestos.


El presidente de AIReF, José Luis Escrivá, ha comparecido este martes en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados para valorar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado por el Gobierno para el año 2019, después de que el Comité Directivo de la institución aprobara este lunes el informe sobre dicho Proyecto.

En su informe, la AIReF señala que, en 2019, las Administraciones Públicas tienen que cumplir con un objetivo de déficit del 1,3% del PIB, cifra que parece “improbable” alcanzar en la medida en que exige realizar un ajuste de 1,4 puntos desde un cierre de 2018, que la autoridad estima se situará en el 2,7% del PIB, cinco décimas por encima del objetivo del 2,2%.

La institución revisa a la baja el impacto de las medidas de ingreso, fundamentalmente en la Administración Central, por la reducción del tiempo en que estarán en vigor las nuevas figuras tributarias. Así, si el Gobierno espera en su proyecto recaudar 2.050 millones de euros a través del Impuesto sobre las transacciones financieras (la tasa Tobin) y del impuesto sobre servicios digitales (la tasa Google), la AIReF rebaja la cifra a apenas 349 millones de euros, divididos en 189 y 160 millones, respectivamente.

Tampoco se recaudará lo esperado en los impuestos medioambientales con la igualación de la fiscalidad de la gasolina y el diésel, ya que frente a los 670 millones esperados por el Gobierno, la autoridad fiscal calcula 503 millones. La AIRef también pone en duda la recaudación por la subida del IRPF a las rentas más altas o por la lucha contra el fraude.

Por el lado del gasto, la AIReF espera que la Administración Central y las Corporaciones Locales cumplan la regla de gasto, al contrario que las comunidades autónomas y particularmente la Seguridad Social, que presenta tasas de crecimiento muy por encima de la tasa de referencia (2,7%), incluso una vez ajustadas por las medidas de ingresos implementadas en 2019.

Por subsectores, la AIReF considera “muy improbable” el objetivo de estabilidad de la Seguridad Social del -0,9% fijado para 2019, e “improbable” el de la Administración Central del -0,3% del PIB. En cambio, ve “factible” el objetivo del -0,1% fijado para las comunidades autónomas y “muy probable” que el subsector local alcance el objetivo de equilibrio en 2019, con un superávit que la institución estima que se situará en el entorno del 0,5% del PIB, replicando el resultado previsto para 2018.

Críticas del Banco de España

El Banco de España también cuestionó ayer el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado. El gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos, afirmó este lunes que la previsión de ingresos del Estado está sujeta a riesgos “significativos”. Durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos, Hernández de Cos aludió al cambio en la liquidación del IVA propuesto por el Gobierno, que corrige una modificación de 2017 y que, según el Ejecutivo, permitirá contar este año con una recaudación por este impuesto equivalente a trece meses en lugar de doce.

El organismo también cree que la relación entre el crecimiento económico y el aumento de la recaudación es mayor a la media histórica y de hecho calcula que aumentará un 5,6% en vez del 6,9% del Gobierno, en ambos casos descontado el cambio en el IVA. En este escenario, la institución calcula que España terminará este año con un déficit público del 2% del PIB, por debajo del 2,4% que estimaba en diciembre pasado, pero lejos del 1,3% del PIB que espera lograr el Gobierno.

Volviendo a la AIReF, la institución que dirige José Luis Escrivá es más amable en cuanto al cuadro macroeconómico que maneja el Gobierno. Para la institución, habrá un crecimiento “sólido” de la economía –un 2,4% frente al 2,2% contemplado por el Ejecutivo- “fundamentado en la aportación de la demanda interna y con un componente nominal (deflactor del PIB) que recupera dinamismo”.

A corto plazo, la AIReF identificados fuentes principales de riesgo para el crecimiento: la intensificación de las tensiones proteccionistas y los riesgos específicos ligados al Brexit y la situación en Italia.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com