Edición testing
22 de julio de 2019, 5:21:42
Economía

Consejo de Ministros


El Gobierno pone en marcha la 'tasa Google' con muchas incógnitas aún sobre la mesa

El Consejo de Ministros aprueba los proyectos de ley de la ‘tasa Tobin’ y la ‘tasa Google’ con el objetivo de recaudar más de 2.000 millones de euros.

Por Gustavo García / Luis Suárez

El Consejo de Ministros ha aprobado en su reunión celebrada hoy en el Palacio de la Moncloa los proyectos ley para la creación de dos nuevos impuestos con los que el Gobierno espera recaudar más de 2.000 millones de euros: uno sobre transacciones financieras y uno sobre determinados servicios digitales, es decir, la ‘tasa Tobin’ y la ‘tasa Google’, respectivamente. La encargada de presentar estos nuevos gravámenes no ha sido la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, sino la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.


En cuanto a la denominada ‘tasa Google’ Celaá ha defendido que con este impuesto España empieza a gravar a plataformas que “trabajaban de manera privilegiada” frente a otras compañías que se encontraban en una situación de “gran desventaja”. “Se estaba funcionando con competencia desleal en este sentido”, ha defendido, y el objetivo es adaptarse a “los nuevos modelos de negocio digital”, para que “tributen allí donde están generando beneficios”.

El Gobierno espera recaudar con este impuesto 1.200 millones de euros y la liquidación será trimestral. Frente a las dudas que ha suscitado este objetivo recaudatorio, la portavoz del Gobierno ha defendido que es “prudente”, y ha recordado que el anterior Ejecutivo, que ya había puesto este gravamen sobre la mesa, aspiraba a alcanzar una cifra de 1.500 millones.

El tipo impositivo será del 3% y afectará a empresas cuya cifra de negocio sea superior a 750 millones de euros a nivel global y superen los 3 millones en España. Lo deberán pagar “plataformas” encargadas de servicios de publicidad dirigida en línea, así como de servicios de intermediación en línea y de venta de datos proporcionados por el usuario. Celaá ha recordado que, aunque España “es el primer país de toda la Unión Europea” en poner en marcha este impuesto, el conjunto del bloque común “está reflexionando” y “tiene la determinación” de establecer este tributo.

Que haya sido la portavoz y ministra de Educación la que ha presentado este nuevo gravamen ha provocado algunos problemas, al tratarse de cuestiones muy técnicas. De hecho, al ser preguntada sobre cuándo entrará en vigor la ‘tasa Google’ -en el momento de aprobación de la ley o contemplando todo el ejercicio fiscal desde el 1 de enero- Celaá se ha limitado a señalar que “no lo puedo precisar, pero seguro que el ministerio correspondiente lo puede hacer y, por tanto, se lo vamos a preguntar y se lo decimos”.

Respuestas muy similares han recibido otros compañeros de la prensa cuando han preguntado sobre cómo se evitará una doble tributación en el caso de las multinacionales, sobre si este gravamen podrá deducirse en el impuesto de sociedades o sobre si se aplicará sobre la facturación total de las compañías.

El otro impuesto puesto hoy sobre la mesa por el Gobierno es el de transacciones financieras, con el que se espera recaudar 850 millones de euros, que irán destinados a las pensiones y al sistema de Seguridad Social, según ha señalado Celaá. España seguirá el “modelo francés” y grabará con un 0,2% la adquisición de sociedades españolas, con independencia de la residencia de los agentes y siempre que sean cotizadas cuyo valor bursátil supere los 1.000 millones de euros.

Quedan fuera del ámbito de la ‘tasa Tobin’ la deuda, tanto la pública como la privada, y los derivados.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com