Edición testing
26 de mayo de 2019, 5:39:21
Nacional

Cataluña


El Gobierno amenaza a Torra con enviar a la Policía Nacional a Cataluña

El Ejecutivo de Pedro Sánchez remite tres cartas a la Generalitat para que termine con la "dejación de funciones" de los Mossos. En caso contrario, actuará.

Por E.B.

El Gobierno ha movido ficha ante la situación en Cataluña. El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha enviado tres cartas a la Generalitat de Quim Torra en las que censura a este último la “dejación de funciones” de los Mossos cuando miembros de los CDR cortaron este fin de semana carreteras y autopistas. Moncloa es tajante. Si el Govern catalán no garantiza la seguridad, Interior enviará a las fuerzas de seguridad del Estado.


Cuando queda poco más de una semana para que Sánchez reúna a su Consejo de Ministros en Barcelona, el Ejecutivo quiere poner freno a la situación que se vive en Cataluña. Para ello, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y los ministros de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Fomento, José Luis Ábalos, han remitido a los respectivos consejeros catalanes sendas cartas en las que reclaman explicaciones.

“Es nuestra obligación evaluar los posibles incumplimientos del ordenamiento jurídico que se hayan producido”, afirma Calvo en su carta a Pere Aragonés, en la que le reprocha que “aparentemente ha existido una dejación de las funciones que tiene atribuidas ese Gobierno, con consecuencias para la seguridad pública”.

La más dura de estas misivas, según El País, es la de Grande-Marlaska, en la que detalla el artículo de la ley de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que permitirá al Gobierno enviar a la policía a Cataluña si los Mossos no garantizan la seguridad. El titular de Interior recuerda que el artículo 38.2 de esta norma, “prevé los supuestos de actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado cuando lo estimen oportuno las autoridades estatales”.

El Gobierno exige en esta carta que los Mossos ejerzan “las funciones que legalmente le incumben”. “En caso contrario”, señala Grande-Marlaska, “se ordenará la intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado cuando proceda y en términos de proporcionalidad y necesidad”.

Por su parte, José Luis Ábalos traslada al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damiá Calvet, su “más profundo malestar” por los altercados en los puestos de peaje de las autopistas AP-7 y AP-2.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com