Edición testing
17 de agosto de 2019, 16:42:51
Nacional

PSOE


La debacle del PSOE en las andaluzas resucita el enfrentamiento entre Ferraz y Susana Díaz

Pedro Sánchez preside este martes la Comisión Ejecutiva del PSOE que analizará los resultados electorales con las espadas en todo lo alto.

Por Gustavo García

Domingo, 21 de mayo de 2017. Pedro Sánchez se imponía a Susana Díaz en las primarias a la Secretaría General del partido. Ahora, año y medio después, la dirigente socialista ha pasado por otro ‘domingo negro’. Las elecciones en Andalucía han provocado una auténtica hecatombe en la región y, en especial, en el PSOE, que pese a obtener más votos podría perder la Junta tras casi cuatro décadas. Una situación que ha resucitado ‘viejas’ luchas.


Las espadas vuelven a estar en todo lo alto en el Partido Socialista. Mientras que muchos aún están digiriendo los resultados de estos comicios la dirección nacional y Díaz vuelven a enfrentarse. El varapalo ha sido histórico. Y no solo por la pérdida de 14 escaños respecto a la cita en las urnas de 2015. La derecha podría tomar las riendas del Gobierno andaluz. Los números dan, aunque para ello primero PP, Ciudadanos y Vox tendrían que llegar a un acuerdo. Algo a lo que están dispuestos.

Ante esto Ferraz ha dado un golpe en la mesa y ha enseñado a la dirigente socialista la salida. La dirección nacional ha abierto la puerta a que Díaz dimita de no conseguir la Presidencia de la Junta. “Eso forma parte de nuestra responsabilidad. Nosotros como dirigentes sabemos lo que tenemos que hacer siempre”, afirmó este lunes José Luis Ábalos preguntado sobre si su compañera de partido debe presentar su renuncia como secretaria general del PSOE andaluz.

Nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y siempre estamos a disposición de la organización que con generosidad siempre nos ha otorgado la confianza. Y con esa generosidad estamos siempre a disposición de lo que diga la organización”, remarcó el secretario de Organización del partido. Pero este no fue el único mensaje a Díaz.

El también ministro de Fomento anunció que Ferraz se implicará “absolutamente” para tratar de seguir al frente del Gobierno de Andalucía, así como en la “necesaria regeneración” del partido en esta comunidad. O lo que es lo mismo, tomará el control de la situación, ya que no está dispuesto a perder el poder de la Junta.

El mensaje de la dirección no ha tardado en tener respuesta por parte de la propia Susana Díaz que, arropada por la plana mayor de la federación andaluza, rechazó dimitir. Entre otras cosas, porque, según afirmó “he ganado”. De haber perdido, reconoció en una comparecencia ante los medios, “me habría ido”. La socialista se aferra a que el PSOE fue el partido con más votos en los comicios de este domingo y planta cara a Ferraz. La aún presidenta andaluza no tirará la toalla y se mantiene firme en su intención de hablar con el resto de partidos para tratar de formar gobierno.

La tensión aumenta con el paso de las horas y las miradas se dirigen hacia la reunión de este martes de la Comisión Ejecutiva que presidirá Pedro Sánchez, en la que se analizarán los resultados electorales.

En resumen, Ferraz empuja y Díaz se enroca.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com