Edición testing
18 de septiembre de 2019, 13:23:12
Tecnología

Impuesto a las tecnológicas


Reino Unido anuncia un impuesto a las tecnológicas con el que prevé recaudar 450 millones

El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, ha presentado un gravamen con una tasa del 2% a Google, Facebook y Amazon, que entraría en vigor en 2020.

Por E.B.

El Gobierno británico ha anunciado la creación de un impuesto a los gigantes tecnológicos como Amazon, Facebook y Google, similar al que incluyó el equipo de Pedro Sánchez en los Presupuestos para 2019, ante la “dolorosa lentitud” con la que se están desarrollando las negociaciones para un acuerdo internacional para una fiscalidad común. Sin embargo, es más cauteloso a la hora de estimar la recaudación para las arcas públicas mediante este tributo, pues prevén unos ingresos de alrededor de 400 millones de libras (450 millones de euros) anuales, frente a los 1.200 millones que espera el Ejecutivo español.


Según ha explicado el ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, Reino Unido gravará una tasa del 2% de los ingresos a los motores de búsqueda, plataformas sociales y tiendas 'online' que facturen más de 500 millones de libras (562 millones de euros) al año en todo el mundo y presenten beneficios. Es decir, la medida va dirigida a Google, Facebook y Amazon, que apenas pagan impuestos en el país ya que concentran sus beneficios en el Viejo Continente en lugares con mejores condiciones fiscales, como Irlanda.

En el caso de la llamada 'tasa Google' española que contempla el borrador de los Presupuestos, el impuesto alcanza una tasa del 3% y se aplicará a las empresas digitales que facturen más de 750 millones de euros en el mundo y con ingresos en España superiores a los tres millones. Gravará además otro tipo de actividades: los servicios de publicidad en línea, los servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario.

“Es justo que estos gigantes globales, con negocios rentables en el Reino Unido, paguen su parte justa para apoyar nuestros servicios públicos”, ha afirmado Hammond, aunque el tributo en Reino Unido no entraría en vigor hasta abril de 2020.

Para el ministro de Finanzas británico, la mejor solución a largo plazo para evitar la elusión fiscal de los gigantes de Internet sería “un acuerdo global”, sin embargo, según denuncia, las conversación están teniendo un progreso “dolorosamente lento”. “No podemos simplemente hablar por siempre. Así que ahora vamos a introducir un impuesto de servicios digitales del Reino Unido”, ha sentenciado, según recoge el diario The Guardian.

EL BOLETIN.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elboletin.com